La mayoría de los checos es económicamente irresponsable

Foto: David Playford / FreeImages

Más de la mitad de los checos no sabe qué significan términos como interés o inflación. Así lo señala un análisis realizado por el Ministerio de Finanzas que además pone en evidencia que ha empeorado la responsabilidad económica de los checos.

Foto: David Playford / FreeImages
Más del 60% de los checos son irresponsables desde el punto de vista económico. Ese es el dato más preocupante del reciente estudio elaborado por el Ministerio de Finanzas en cooperación con la OCDE, que pone en evidencia que un alarmante porcentaje de la población no sabría qué hacer en caso de perder el trabajo, según resaltó la viceministra de Hacienda, Lenka Jurošková.

“La pregunta era: ¿Cómo actuaría en caso de perder el ingreso principal de su hogar? Un 31% contestó que buscaría otro trabajo fijo o temporal. Pero sorprendentemente al 37% de los encuestados no se les ocurría qué hacer en tal situación”, dijo.

Según el análisis realizado entre mil personas de entre 18 y 79 años, al 15% de ellos se les acabarían los recursos financieros antes de transcurrir un mes tras perder sus ingresos.

El Estado quiere supervisar a los cazadores de prestatarios

El Banco Nacional Ceco, foto: archivo de Radio Praga
Además, el informe muestra que el 52% de los checos dispone de conocimientos económicos muy escasos. Apenas una tercera parte de los encuestados contestó correctamente a preguntas del tipo qué es el interés bancario o la inflación.

Tras analizar los resultados de la encuesta, el Ministerio tratará de mejorar el nivel de la educación económica básica actualizando su Estrategia Nacional para la Alfabetización Financiera, aprobada en 2010.

El Estado se propone proteger, sobre todo, a los habitantes más vulnerables a la llamada trama de la deuda, por lo que cuenta con enmendar algunas leyes, como la de la concesión de créditos de consumo.

Dicha normativa supone que los que ofrezcan este servicio serían supervisados por el Banco Nacional, según adelantó el ministro de Finanzas, Andrej Babiš.

Andrej Babiš, foto: ČT24
“La normativa estipulará la obligación de revisar quién recibe el préstamo, porque suele pasar que el que se lo otorga opta por clientes sobre los que supone que no serán capaces de cubrir el préstamo y así poder embargar sus bienes”, explicó.

El ministro se propone imponer antes de fines de año también la ley sobre el sistema de pago que posibilitaría pasar con mayor facilidad de un banco a otro, entre otras cosas.