La industria checa se recupera tras la pandemia

La industria checa se está recuperando del impacto de la pandemia del coronavirus. En términos interanuales, la producción creció en un 25 %. Solo el sector automotriz se está quedando atrás por falta de piezas esenciales.

La producción industrial en Chequia creció en un 25.3 % en mayo en comparación con el mismo mes del año pasado. El volumen de nuevos encargos aumentó en casi la mitad.

Tras un 2020 que se vio marcado por la pandemia del coronavirus, el sector parece estar cobrando fuerzas otra vez. Se registró un crecimiento en casi todos los sectores de la industria procesadora. En más del 50 % aumentó la producción de productos de plástico y goma y en más de un tercio la fabricación de construcciones de metal y productos metalúrgicos.

El sector que más rápido está volviendo a las cifras prepandémicas es el automotriz. La producción de automóviles se disparó en casi un 60 % en comparación con mayo de 2020 y los nuevos pedidos en un 46.5 %. No obstante, el crecimiento está chocando contra una falta de componentes y materias esenciales, que ha ocasionado que el sector volviera a caer levemente entre abril y mayo.

Los analistas anticipan que la disminución rondará un 1 % en términos intermensuales. “Los problemas de suministro por parte de los subcontratistas continuarán también en los próximos meses y limitarán el rendimiento de la industria que, por el contrario, se verá impulsada por la creciente demanda y un mayor número de pedidos”, afirmó el analista de la entidad bancaria Komerční banka Michal Brožka.

Brožka anticipa que la industria checa como sector crecerá en un 9 % en este 2021, aunque afirma que los últimos datos sugieren que se podrían alcanzar incluso resultados de dos dígitos.