La corona checa alcanza su mejor cotización frente al euro

r_2100x1400_radio_praha.png

La corona checa alcanzó ayer lunes su máxima cotización frente al euro desde enero de 1999, fecha en que fue introducida la moneda única europea. Los financieros y el Banco Central Checo explican este récord con la evolución favorable de la economía checa y la afluencia de inversiones extranjeras.

El euro nunca fue tan barato en la República Checa como ayer al cotizarse a 34 coronas. Según el Banco Central Checo, la cotización de la corona viene creciendo simultámeamente con la economía nacional. El vicegobernador del banco, Ludek Niedermayer, destaca que no es posible pasar por alto los recientes datos optimistas sobre la evolución de la economía checa. El producto interno bruto registró el año pasado un inesperado crecimiento del 3 por ciento, lo que superó las más audaces expectativas, y en la balanza comercial no se confirmaron los pronósticos más pesimistas.

Peritos bancarios atribuyen también a otras razones el fortalecimiento de la corona, como la fuerte afluencia de inversiones extranjeras directas que alcanzaron el año pasado su segundo valor máximo en la historia del país. Los inversionistas tienen que transformar sus divisas en coronas checas y ello empuja hacia arriba la cotización de la moneda checa.

Del fortalecimiento de la corona se benefician los turistas checos que viajan al exterior. Por el contrario, el fortalecimiento de la moneda checa perjudica a los exportadores. El fabricante de automóviles Skoda ha apuntado recientemente la fuerte corona como una de las causas del encarecimiento de sus autos.