Gobierno no obstaculizará trabajo de nuevo gobernador de Banco Central

r_2100x1400_radio_praha.png

Las fricciones continúan. El Gobierno checo dijo que reconocerá al nuevo gobernador del Banco Central Checo, Zdenek Tuma, hasta que se conozca el veredicto del Tribunal Constitucional. El oficialismo enfatizó que no desea provocar inestabilidad.

La discordia empezó porque el presidente checo, Václav Havel, nombró al nuevo gobernador, Zdenek Tuma, que no era precisamente el candidato del oficialismo. El Primer Ministro y otros miembros del Gobierno insisten en que de acuerdo con la Constitución de la República el nombramiento debe también firmarlo alguien del Gobierno y esto no se hizo.

El presidente Havel se mostró satisfecho con la postura del Gobierno, o sea, no poner obstáculos en el funcionamiento del Banco Central hasta que conozca la decisión del Tribunal Constitucional.

"Se trata de una postura positiva que favorece los intereses del país. Porque tanto el Gobierno como la presidencia de la República están interesados en comprender al máximo la Constitución, en interpretar de la mejor manera los artículos de difícil interpretación" subrayó el presidente Havel.

Por su parte, el vice Primer Ministro, Pavel Rychetský, insistió en que el Gobierno respetará al nuevo gobernador del Banco Central, esto significa que será bien recibido en las sesiones del Gabinete.

No obstante, ningún representante del Gobierno adelantó qué pasaría en caso de que el Tribunal Constitucional acepte la queja y su veredicto sea en contra del presidente de la República.

Según indicaron varios especialistas en la materia, la situación surgida no es nada fácil, porque en el pasado -quizás por existir consenso- el nombramiento del gobernador nunca se puso en duda.

Autor: Federico Picado
audio