El turismo checo pierde cinco millones de huéspedes

Illustrationsfoto: Mihai Damian, Flickr, CC BY-NC-SA 2.0

El turismo en Chequia ha sufrido el bajón anticipado por los expertos. El sector ha perdido unos cinco millones de huéspedes y ante la ausencia de turistas extranjeros, la recuperación es lenta.

Foto: elPadawan, Flickr, CC BY-SA 2.0

Los datos más recientes de la Oficina Checa de Estadísticas revelan que las previsiones sombrías sobre el impacto de la pandemia en el sector turístico se han cumplido. En el segundo trimestre del año se registró casi un 82 % de huéspedes menos que en el mismo periodo del 2019, equivalente a unos 5 millones de personas.

En cuanto a turistas extranjeros, el bajón ha sido incluso de un 96 %. En el periodo monitoreado, solo alrededor de 127 000 turistas de otros países se hospedaron en Chequia, es decir diez veces menos que en el peor de los años desde 2012 hasta la actualidad.

Puente de Carlos, foto: Sabina Vosecká, ČRo

Los estadísticos afirman que los resultados son los que se esperaban, y resaltan la importancia del turismo masivo para la economía. De acuerdo con Ladislav Veselý, director del portal de ventas Slevomat, los datos demuestran claramente la doble cara del turismo. “El turismo de masas se ha ganado la fama de ser algo negativo y hasta molesto en los últimos años. Ya sea desde el punto de vista ecológico o por su impacto directo en la vida en los centros de las ciudades. Los turistas extranjeros contribuyen de manera marcada a la economía nacional y se nota ahora su ausencia”.

Karlovy Vary, foto: archivo Radio Praga Int.

El sector turístico ha recibido un nuevo impulso con las vacaciones estivales. Los datos relativos al número de visitantes de diferentes sitios de interés sugieren que muchos turistas checos han decidido aprovechar la situación extraordinaria para conocer más a fondo su país natal.

En las regiones que no dependen tanto de la presencia de turistas extranjeros registran incluso números de visitantes récord. No obstante, sobre todo en cuanto a Karlovy Vary y Praga, los expertos permanecen escépticos. Compensar la ausencia de turistas extranjeros será difícil, ya sea por su número o por el hecho de que los clientes del extranjero suelen gastar mucho más que los checos.

En los hoteles, pensiones y campings de Praga, se hospedaron solo 138 187 personas el en segundo trimestre del año 2020, un 93.6 % menos en términos interanuales. De acuerdo con Klára Malá, portavoz de la agencia Prague City Tourism, para atenuar el impacto de la pandemia, Praga se está enfocando principalmente en los turistas checos y en los visitantes de países vecinos. Anticipa que los turistas de Estados Unidos y los países asiáticos regresarán como pronto en 2021.