El pez por la boca muere

M. Zeman y S. Peres, foto: CTK

No se sabe si el primer ministro checo, Milos Zeman, quiso simplemente quedar bien con Israel, o quizá tiene una pésima opinión del líder palestino Yaser Arafat, o bien las dos cosas.

M. Zeman y S. Peres, foto: CTK
No se sabe si el primer ministro checo, Milos Zeman, quiso simplemente quedar bien con Israel, o quizá tiene una pésima opinión del líder palestino Yaser Arafat, o bien las dos cosas. Lo cierto es que el haber comparado a Arafat con Adolfo Hitler no fue lo más acertado durante su reciente visita a Israel. Tras las criticas y protestas a nivel nacional e internacional el primer ministro checo presentó una excusa oficial argumentando que se trató de un malentendido porque había hablado en inglés. La Unión Europea aceptó la explicación y parecía que todo volvería a la normalidad. No obstante, la BBC reprodujo una entrevista de la TV israelí que demuestra las palabras de Zeman contra el líder palestino. Mientras la comunidad internacional se mantiene a la expectativa, la oposición política checa pide la cabeza de Zeman y recuerda aquello de "el pez por la boca muere".

Autor: Federico Picado
audio