El nivel del agua en la RCh disminuye, los daños son millonarios

Praga, Foto: CTK

El nivel de los ríos en la RCh sigue disminuyendo, pero el saldo de las inundaciones es catastrófico. Daños por millones de euros se registran en la infraestructura, de una gran parte de las empresas del país, así como en las viviendas y propiedades en general. Las fuertes inundaciones han cobrado 13 vidas en la República Checa y una persona está desaparecida.

En la mayoría del territorio checo los cauces de los ríos vuelven paulatinamente a la normalidad. La situación sigue siendo crítica en el noroeste del país, en las localidades junto al desbordado río Elba.

Praga, Foto: CTK
Las aguas van bajando, dejando en el país un verdadero desastre, según informaciones de los centros de crisis: pueblos enteros destruidos, ciudades seriamente afectadas, miles de ciudadanos sin hogar, todo cubierto de fango, cuyo desagradable olor es difícil de describir.

Los habitantes comienzan a eliminar los daños de la catástrofe natural. Las municipalidades locales advierten a los ciudadanos ante el peligro de derrumbe de los edificios, así como de diversas infecciones como consecuencia de las fuertes inundaciones.

Mientras que en algunos lugares del país los habitantes que la semana pasada fueron evacuados comenzaron a regresar a sus hogares, en otros su retorno sigue siendo imposible. En el barrio Karlín de Praga se derrumbaron tres edificios. Según los especialistas, una décima parte de las viviendas del barrio están afectadas y hay peligro de otros derrumbes.

Serios daños registran también varias poblaciones del país, entre ellas Kresice, al noroeste de Praga. A pesar de ello, los habitantes locales regresan a sus hogares y, en aquellos lugares donde todavía quedó algo de las antiguas viviendas, comienzan a despejar los daños.

"No somos capaces de impedirles a los ciudadanos que regresen a sus casas, todos quieren enterarse lo más pronto posible de los daños", señaló Ludmila Juríková, alcaldesa de la aldea de Kresice.

Praga Zbraslav, Foto: CTK
Ante la catástrofe natural que afectó gran parte de Europa, la Unión Europea decidió en su cumbre celebrada en Berlín, conceder ayuda financiera a los países afectados. El Primer Ministro checo, Vladimír Spidla valoró altamente el ambiente reinante en la cumbre.

"Las inundaciones fueron el tema central de la reunión laboral y debo constatar que no se hacía diferencia entre los miembros de la UE y los aspirantes. La ayuda de la UE beneficiará especialmente a las empresas que fueron afectadas por la catástrofe."

La República Checa anunció que el monto total de los daños será posible especificarlo recién en los próximos días cuando se logren reunir los datos de todo el país.