Científicos checos apoyan las clonaciones humanas

r_2100x1400_radio_praha.png

La clonación de embriones humanos para investigaciones médicas pero no con fines reproductivos -que con la autorización del gobierno británico podrán realizar desde ahora los científicos en Gran Bretaña- es apoyada también por científicos y médicos checos.

Los científicos y médicos checos respaldan las clonaciones humanas con fines experimentales no reproductivos, pero al igual que los de muchos otros países, a excepción de los investigadores de Estados Unidos, todavía no tienen a su alcance esta posibilidad.

El presidente del Colegio Médico Checo, David Rath, ha declarado al respecto que lejos de ver las clonaciones con malos ojos, las considera una gran esperanza de cura para muchos enfermos, por ejemplo, para aquellos cuyas vidas dependan de trasplantes de órganos vitales que ya podrán ser creados por los expertos.

Jirí Forejt, del Instituto de Genética Molecular de la Academia de Ciencias Checa, reconoce que si bien los científicos tendrán la posibilidad de crear diferentes tipos de células nerviosas a nivel de laboratorio que contribuyan a la curación del mal de Parkinson, por ejemplo, considera que en un futuro próximo no podrán todavía crear órganos tan complejos como los riños, corazón, etc. Según Forejt, las investigaciones con células humanas no están prohibidas en la República Checa, pero tampoco son vistas con buenos ojos. La cuestión tampoco está del todo clara en Estados Unidos, donde ya están siendo creadas células humanas, pero no en instituciones apoyadas por el Estado sino en institutos privados.

Jan Motlík, del Instituto de Fisiología Animal de la Academia de Ciencias Checa, está convencido de que la palabra clonación no debería ser empleada en las investigaciones actuales, en cuyo marco tiene lugar sólo una terapia celular, es decir, una sustitución de células enfermas y no funcionales, por nuevas.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio