Centenares de personas apoyaron al líder socialdemócrata en Brno

Foto: ČTK

Centenares de personas expresaron su apoyo en la ciudad de Brno al presidente del Partido Socialdemócrata, Bohuslav Sobotka. Los manifestantes además pedían la dimisión de los miembros de la dirección de dicha agrupación política que, según Sobotka, estaban dispuestos a realizar un golpe interno en la formación tras las recientes elecciones parlamentarias.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTK
La situación política en Chequia sigue tensa tras las elecciones anticipadas efectuadas el pasado 25 y 26 de octubre. El Partido Socialdemócrata, ganador de los comicios, sigue dividido en dos alas después de que cuatro miembros de la dirección pidieran la dimisión del jefe de dicha agrupación. Bohuslav Sobotka consideró ese llamado como golpe interno. Este miércoles en Brno, centenares de ciudadanos apoyaron al político que fue elegido diputado por la región de Moravia del Sur.

“Para mí es un gran aliento en la lucha dentro de la Socialdemocracia. Me alegra que unas mil personas acudieran a la Plaza de la Libertad de Brno para respaldarme. Lo aprecio mucho, porque soy diputado elegido en la región de Moravia del Sur y mucha gente que vino me dio su voto de preferencia y contaba con que yo lideraría el partido tras las elecciones. No me extraña que se vean decepcionados ahora por la postura de mis colegas, que dañaron seriamente nuestra agrupación política. Se ve que la gente está enfadada, al igual que estaba enfadado yo al darme cuenta de lo que pasaba en la dirección socialdemócrata”, dijo.

Michal Hašek, foto: ČTK
Bohuslav Sobotka pide que el vicepresidente de dicha agrupación, Michal Hašek, y otros “golpistas” dimitan de sus cargos. En caso de que no lo hagan, Sobotka pedirá su resignación en la cumbre del Comité Ejecutivo de la Socialdemocracia que se efectuará en noviembre. Sobotka lo anunció después de que varios miembros de la dirección socialdemócrata se reunieran tras las elecciones parlamentarias con el presidente y ex jefe socialdemócrata, Miloš Zeman, con el fin de realizar un golpe para asumir el liderazgo de la mencionada formación.

Mientras que uno de los asistentes a dicha reunión, el gobernador de Bohemia del Sur, Jiří Zimola, ofreció su dimisión en vista del escándalo provocado, el vicepresidente del Partido Socialdemócrata, Zdeněk Škromach, sigue insistiendo en que no tenía previsto llevar a cabo un golpe interno y que no está dispuesto a resignar.

“No veo nada inmoral ni desleal en la realización de la reunión. Así que no veo ningún motivo para dimitir”, señaló.

El Comité Ejecutivo del Partido Socialdemócrata deliberará sobre el nuevo jefe de dicha agrupación el 10 de noviembre.