Canadá interesada por avión de la empresa aeronáutica checa Moravan

r_2100x1400_radio_praha.png

La empresa aeronáutica Moravan Otrokovice avanza por un territorio desconocido hasta el momento para sus constructores. La tarea no ha sido fácil, porque el desafío es construir el mayor avión liviano de pasajeros en la historia de dicha factoría.

El prototipo del modelo ZLÍN-400 se encuentra ya en los hangares de Moravan Otrokovice y se espera que a partir del ano entrante empiece a prestar servicios en difíciles terrenos montanosos. Se trata de un avión para el transporte de personas y materiales a lugares de difícil acceso.

El avión ZLÍN-400 tiene una historia muy interesante porque los empresarios checos compraron la licencia para la construcción de los mismos a la empresa rusa Sujoy, constructora de naves para acrobacia aérea.

Según explicaran los expertos checos se trató de un negocio redondo, porque la licencia permitió que los constructores checos se economizaran millones de dólares. El nuevo avión checo dispondrá de un motor canadiense de la casa Orenda, y tendrá una capacidad para ocho o diez personas.

El precio en el mercado del avión ZLÍN-400 oscilará entre los 600 mil y el millón de dólares, según las prestaciones y exigencias de los clientes. Los primeros interesados son empresas canadienses y del Cercano Oriente, así como una gran companía especializada en la distribución de paquetes y mercaderías.

Si bien, por ahora se habla del modelo ZLÍN-400 los ejecutivos de la empresa Moravan Otrokovice han convocado entre sus 700 empleados un concurso para bautizar las aeronaves con un nombre atractivo desde el punto de vista comercial.

En los últimos 10 años Moravan Otrokovice ha registrado un avance muy importante, porque además de los aviones deportivos ahora trabaja en otros modelos, por ejemplo Z-143 para Asia, Z-142 para Africa y Z-242 para países árabes. Actualmente tienen encargos por más de 10 millones de dólares.

De acuerdo con personero de Moravan el nuevo modelo podría recibir todos lo certificados internacionales a finales del ano entrante, pero los vuelos de prueba empezarán ya en el otono.

Como explicara el director de Moravan Otrokovice, Libor Soska, la cooperación con la fábrica de motores Orenda servirá para promover los aviones en el mercado norteamericano, donde los aviones de producción checa gozan de buena fama, gracias a sus prestaciones, precio y calidad.

Autor: Federico Picado
audio