Botánicos checos descubrieron en Ecuador un plátano que da frutos de color rosa

r_2100x1400_radio_praha.png

Los visitantes del invernadero de plantas tropicales de la ciudad de Kromeríz, en la parte oriental de la República Checa, pueden contemplar una rara curiosidad: un plátano que da frutos de color rosa. Botánicos de la República Checa descubrieron el plátano rosado en Ecuador.

A principios del año 2000 viajó a Ecuador una expedición de botánicos checos que se proponían estudiar las orquídeas y bromelias que crecen en las copas de los árboles.

Sin embargo, en la selva ecuatoriana los botánicos checos lograron un espectacular descubrimiento al hallar un vistoso plátano, con hojas rojizas y una inflorescencia rojo- amarilla. Y es interesante que el plátano rosado puede florecer tras alcanzar apenas 30 o 40 centímetros de altura.

Los frutos rosados del plátano descubierto en la selva ecuatoriana miden apenas de 5 a 8 centímetros y en una sola planta puede haber hasta 25 frutos en un racimo. Los frutos cuyo color oscila entre el rosa intenso y el rojo- violeta, permanecen en la planta durante varios meses. Cuando los frutos empiezan a madurar, los miniplátanos se abren en unas pocas horas, pareciéndose a flores carnosas.

Los botánicos checos resultaron muy sorprendidos al descubrir en América Latina este plátano silvestre. Y es que los plátanos silvestres con frutos rosados o rojos crecen apenas en China Meridional.

Las semillas del plátano rosado traídas desde Ecuador germinaron en el invernadero de la ciudad de Kromeríz y cinco plantas florecieron. En los frutos maduraron semillas con capacidad de germinación. Para los botánicos que descubrieron la curiosa planta en la selva ecuatoriana ello fue una grata sorpresa. Pues muchas plantas tropicales, al ser transplatadas a los invernaderos europeos, suelen portarse de manera diferente que en su país de origen.

Cada ejemplar de plátano tiene frutos una vez en su vida, pero cría suficientes retoños y semillas. Es posible, por lo tanto, que su cultivo se extienda del invernadero de Kromeríz a otros jardines botánicos. El plátano encontrado en Ecuador es una planta muy decorativa, pero sus hermosos frutos rosados no son comestibles ya que su pulpa está llena de semillas de gran tamaño, extraordinariamente duras. A los botánicos checos les espera ahora la difícil tarea de descubrir cómo el plátano rosado ha llegado a Ecuador.