Aviones caza de EE.UU. protegerán el espacio aéreo de la RCh

Avión F-16

Quince aviones caza F-16 y F-15 de la Fuerza Aérea de EE.UU. protegerán el espacio aéreo de la República Checa durante los días de celebración en Praga de la cumbre de la OTAN.

Václav Klaus y Lubomír Zaorálek, Foto: CTK
El presidente de la Cámara Baja checa, Lubomír Zaorálek, declaró ayer el estado de emergencia legislativa, para facilitar la tramitación acelerada de la norma que permitiera que el espacio aéreo checo sea protegido durante un determinado tiempo por aviones de otro país. Reaccionó a la solicitud del Gobierno, que el domingo pasado aprobó un proyecto de ley, según el cual aviones caza de la Fuerza Aérea estadounidense protegerían el espacio aéreo checo durante la celebración en Praga de la cumbre de la OTAN.

Vladimír Spidla, Cyril Svoboda, Foto: CTK
El Primer Ministro, Vladimír Spidla, destacó que el proyecto estipula que la intervención de los aviones estadounidenses en caso de peligro sería posible exclusivamente en base a una solicitud oficial de la parte checa y acentuó la vigencia temporal de la norma.

"El proyecto de ley determina que el período de vigencia de la norma se establezca para el período situado entre el 15 y el 30 de noviembre".

Durante ese tiempo, la parte checa asumiría la responsabilidad por los eventuales daños causados en caso de intervención aérea, mientras que Estados Unidos cubriría los gastos relacionados con la vigilancia realizada por sus aviones en el espacio aéreo checo.

Los observadores locales prevén que el proyecto de la correspondiente ley podría ser aprobado en la próxima sesión de la Cámara Baja a iniciarse este jueves, ya que todos los partidos parlamentarios, con excepción del comunista, señalaron que apoyarían la norma. El líder del opositor Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, criticó, no obstante, al Gobierno por no haberse ocupado del tema antes.

"Creo que a todos nos gustaría vivir en un país cuyo Gobierno solucionara a tiempo las cuestiones de envergadura, como es la de la protección del espacio aéreo checo durante la cumbre de la OTAN. Es imperdonable que nuestro gabinete haya aprobado la respectiva norma tan sólo el pasado domingo."

Stanislav Gross, Vladimír Spidla, Alexander Vondra, Foto: CTK
Para la cumbre de la OTAN se prepara intensamente también la Policía checa. Stanislav Gross, ministro del Interior, destacó que los policías procederán enérgicamente contra quienes intenten alterar el orden.

"Durante la celebración de la cumbre, se encargarán de la seguridad en Praga un elevado número de policías de la República Checa con entrenamiento especial. Estarán facultados para intervenir enérgicamente en caso de producirse disturbios callejeros. Disponemos de suficientes hombres y equipos para intervenir simultáneamente en varios lugares de Praga", aseguró Gross.

La cumbre de la OTAN tendrá lugar en la capital checa el 21 y el 22 de los corrientes. Ya son tomadas en todo el país medidas más estrictas de seguridad con el fin de que las sesiones de la cumbre puedan transcurrir sin mayores contratiempos.