Agitación de grupos anti globalización marca reunión del FMI y del Banco Mundial

r_2100x1400_radio_praha.png

La agitación de los grupos contrarios a la globalización y a las políticas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial han marcado las actividades preliminares y también de la inauguración de la 55 asamblea mundial de dichas organizaciones en Praga.

Las actividades en contra de la globalización han empezado a tener un carácter global, decía uno de los delegados a la reunión en Praga. Se refería con ello a los disturbios en la ciudad de Seattle, EE.UU., que marcaron un nuevo estilo de protestas, sin olvidar Washington y Melbourne.

Esta ha sido la primera vez que los manifestaciones "globofóbicas" o en contra de la mundialización tienen como escenario un país poscomunista, lo que ha encontrado a efectivos de la policía local sin práctica alguna en este tipo de actividades, pero a la vez ha sido posible evitar los errores del pasado.

En la República Checa, se puso en práctica un método que arrojó resultados interesantes que pueden llegar a globalizarse: hacer de las fronteras un colador para muchos infranqueable.

Otro aspecto interesante de la reunión de Praga ha sido que con el fin de evitar enfrentamientos mayores en sus calles, los activistas pudieron expresar sus opiniones en un diálogo organizado por el presidente de la República, Václav Havel.

Liana Cisneros, coordinador de la iniciativa 2000, expresó también sus inquietudes: Todavía nos quedan dos días de intercambio de opiones, veremos que novedades globalizadoras nos depara la sesión anual del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial.

Autor: Federico Picado
audio