Un incendio destruye la iglesia ortodoxa de madera de San Miguel en Praga

La iglesia ortodoxa de San Miguel, monumento de madera del siglo XVII del Jardín de los Kinský en Praga, ha sido destruida por un incendio declarado en la tarde de este miércoles. Las llamas afectaron a la práctica totalidad del edificio. Los bomberos lograron apagar el fuego en alrededor de una hora movilizando a cuatro de sus unidades profesionales y dos voluntarias, pero no pudieron salvar el monumento, del que se derrumbó parte del techo y una de sus tres torres de madera. Al menos no ha habido que lamentar daños personales.

Tras extinguir el incendio, los bomberos se pusieron a investigar el alcance de los daños y sus posibles causas.

La iglesia de San Miguel, monumento del siglo XVII, había sido trasladada a Praga en 1929 desde Velyki Luchky, cerca de Mukácheve, hoy en Ucrania, para celebrar el décimo aniversario de la anexión de la región de Transcarpatia a Checoslovaquia.