Tres familias cubanas reciben asilo político en la República Checa

Nikola Horejs, photo: Freddy Valverde

Diez cubanos que se encontraban en la base militar estadounidense de Guantánamo recibieron asilo político en la República Checa.

Nikola Horejsí (Foto: Freddy Valverde)
Según informara el diario checo Hospodarske Noviny a la República checa arribaron diez ciudadanos cubanos procedentes de la base militar estadounidense de Guantánamo.

Praga respondió a una solicitud que Washington dirigió a varios países europeos pidiendo asilo político para tres familias de refugiados cubanos.

El activista pro Derechos Humanos Nikola Horejsi, de la organización checa Hombres en Emergencia, saludó la decisión del Gobierno checo de dar asilo político a cubanos perseguidos por el régimen castrista.

"A nuestra organización le alegra el hecho de que la República Checa haya tomado semejante decisión. El Ministerio de RR.EE. nos preguntó si tenemos algún aporte o comentario al respecto, pero claro se trata de una decisión del Ministerio. Nosotros solamente vamos a monitorear el proceso".

El arribo de este grupo de cubanos a Praga se realiza bajo la mayor discreción por parte de las autoridades checas, que advirtieron que tratan de evitar que el régimen de La Habana tome represalias contra los familiares que aún se encuentran en la Isla.

La República Checa es el primer país poscomunista en ceder asilo político a tan nutrido grupo de cubanos. Las municipalidades de varias ciudades checas anunciaron que tenían interés en brindar alojamiento a las tres familias cubanas.

En declaraciones para el diario Hospodarske Noviny, la ministra sin Cartera, Dzamila Stehlíková, aseguró que en caso de que el régimen de La Habana no cambie de actitud en lo referente a la violación de los derechos humanos, la República Checa continuará brindando este tipo de ayuda a los perseguidos políticos.

La República Checa mantiene a una política clara y firme de denuncia de la violación de los derechos humanos en el mundo. Y es el país que encabeza las negociaciones a nivel de la Unión Europea para que dicha institución coordine su política de cara al régimen de La Habana a la hora de exigir el respeto de los derechos fundamentales del hombre.