Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Uno de cada dos ciudadanos checos sostiene que en los últimos cuatro años aumentó notablemente la corrupción, resalta el diario Lidové Noviny. Tras haber llevado a cabo una encuesta se desprende que el 15 por ciento de los checos reconoce que en alguna oportunidad tuvo que recurrir al soborno. Por su parte, el seis por ciento de los encuestados reconoce que aceptó un soborno ofrecido.

Según el diario, la mayoría de los encuestados comparte la opinión del Gobierno checo de que no se logra combatir eficientemente la corrupción y que este mal social y moral adquiere una virulencia cada vez mayor.

El rotativo Právo informa que el ultraderechista Jean-Marie Le Pen, quién disputará en mayo la presidencia de Francia, fracasó en Bruselas al tratar de exponer sus ideas anticomunitarias y nacionalistas. Destaca que el intento de Le Pen fracasó gracias a las manifestaciones antifascistas ante la sede del Parlamento Europeo.

Remitiéndose a una reciente encuesta pública de la agencia STEM, el periódico Mladá Fronta Dnes escribe en portada que sobre el futuro de la República Checa para los próximos cuatro años decidirán dentro de 50 días los electores inseguros, descontentos y desorientados. La encuesta reveló además que los sufragantes están dispuestos a entregar su voto más bien a los políticos simpáticos y populares que a los líderes de los partidos políticos.

El número de los indecisos es mucho mayor que el de los que simpatizan con el líder del opositor Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, quién fortaleció su posición después del anuncio del primer ministro socialdemócrata, Milos Zeman, de abandonar la carrera política. En el segundo y el tercer puesto se sitúan los jóvenes políticos oficialistas, Stanislav Gross y Petra Buzková, superando así al presidente del gobernante Partido Social Demócrata, Vladimír Spidla, que se encuentra en el cuarto lugar, constata Mladá Fronta Dnes.

El mismo matutino informa que uno de los más poderosos representantes del Ministerio del Interior de la Checoslovaquia comunista y jefe de la policía política, el general Alojz Lorenc fue condenado en Eslovaquia a la pena suspensa.

Tras los trece años transcurridos desde la caída del régimen comunista, el general Lorenc, quién optó en 1993 por la ciudadanía eslovaca, deberá responder por las consecuencias de sus decisiones antes de 1989, cuando ordenaba detener previamente a los adversarios del comunismo con ocasión de los aniversarios o acontecimientos políticamente delicados.

El periódico financiero Hospodárské Noviny constata que pese a la reciente declaración de todos los partidos políticos que integran el Parlamento checo sobre la inviolabilidad de los "Decretos de Benes", que tras la Segunda Guerra Mundial legalizaron la expulsióm y la confiscación de los bienes de los sudetoalemanes, el opositor Partido Cívico Democrático sigue insistiendo en obtener las garantías de la Unión Europa al respecto.

El suplemento económico del rotativo Mladá Fronta Dnes resalta que el número de hipermercados en la República Checa seguirá acrecentándose. Las empresas extranjeras quieren invertir unos mil millones de euros durante los próximos años en la compra de distintos inmuebles.

Según el periódico, a los inversionistas extranjeros les atrae principalmente el entusiasmo de los checos en hacer sus compras en grandes centros comerciales. En comparación con Europa Occidental, en la República Checa todavía abundan terrenos para la construcción de distintos tipos de centros comerciales.


Autor: Vít Urban
audio