Presidente Havel lleva a Tribunal Constitucional propuesta de enmienda del sistema electoral

r_2100x1400_radio_praha.png

Un último intento. El presidente checo, Václav Havel, intentará obstaculizar la aplicación de un nuevo sistema electoral en el país. Su veto fue rechazado por la Cámara de diputados por lo que ahora recurre a la máxima instancia: el Tribunal Constitucional.

Al presidente Havel no le gusta la propuesta de enmienda del sistema electoral porque favorece sobretodo a las formaciones políticas mayoritarias.

De acuerdo con Havel semejante cambio pone en duda el funcionamiento del Parlamento bicameral; a la vez el mandatario denuncia que semejante reforma exige una enmienda de la propia Constitución de la República.

El presidente manifestó su rechazo desde el primer momento en que la gobernante socialdemocracia y su aliado tácito el Partido Cívico Democrático, dieron a conocer sus intenciones de fortalecer posiciones en detrimento de las agrupaciones menores que integran el Parlamento checo.

Según explicara el portavoz presidencial, Ladislav Spacek, el presidente Havel desea que el Tribunal Constitucional determine si la reforma del sistema electoral propuesta por los partidos mayoritarios se realiza dentro de los márgenes permitidos por la Constitución de la República, o no.

Al mandatario checo tampoco le parece la nueva división administrativa, que pasó de ocho a 35 distritos electorales a favor de las grandes formaciones, denuncia la eliminación del sistema proporcional, y el aumento a un 20 por ciento del mínimo de los votos necesario para que las coaliciones puedan acceder al Parlamento.

Esta medida dificulta sobremanera el ingreso de la "coalición de los cuatro", que en estos momentos, aparte de los comunistas, es la única oposición democrática al oficialismo de turno.

Autor: Federico Picado
audio