Músicos checos contra los comunistas

Z koncertu s heslem 'S komunisty se nemluví'

Unas dos mil quinientas personas acudieron este martes en Praga al concierto "Con los comunistas no se habla", organizado por intelectuales y músicos checos preocupados por el aumento de las intenciones de voto del Partido Comunista.

Concierto 'Con los comunistas no se habla'
El concierto transcurrió sin largos discursos. "Lo único que puede destruir al comunismo, es la guitarra eléctrica", con estas palabras uno de los organizadores, el director de cine Vladimír Michálek, introdujo a los participantes.

Entre ellos figuró uno de los ídolos de la jóven generación checa, el actor y líder del elenco Krystof, Richard Krajco, quien señaló que le asustó el 18 por ciento de los votos que obtendrían los comunistas en las eventuales elecciones parlamentarias.

"Una de las razones de tan alta intención del voto puede ser que la gente esté insatisfecha con la actual situación política y su posible voto a los comunistas es un voto de protesta. No creo que esto sea una buena solución. La gente más bien debería participar más activamente en la vida política".

Concierto 'Con los comunistas no se habla'
Richard Krajco, de 26 años, sostiene que él nunca podría simpatizar con el partido que durante cuarenta años arruinó el país y mandó asesinar a mucha gente.

"Aunque era niño cuando se derrumbó el comunismo, he vivido en carne propia lo que significa la dictadura comunista, los comunistas perseguían a mi abuelo. Y además, me encanta el teatro y la música y me gusta viajar y tengo miedo de que si los comunistas vuelven al poder, me privarían de todo esto. No podría escribir los textos que quisiera y la República se convertiría de nuevo en una prisión".

El cantante Richard Krajco está convencido de que sería oportuno prohibir el Partido Comunista. "Solamente opino que se debió prohibir justamente tras la Revolución de Terciopelo. Hoy deberíamos preguntar a los políticos que por aquél entonces estaban en el Gobierno, por qué no fue así", puntualizó Richard Krajco.