Los medallistas olímpicos no recibirá una renta de por vida del Estado

El Gobierno checo rechazó la propuesta de que los medallistas olímpicos jubilados reciban una renta de por vida que ascendería mensualmente a unos 700 euros.

Algunos diputados del partido en el Gobierno, Partido Cívico Democrático, y del opositor Partido Socialdemócrata argumentan que las pensiones de varios medallistas olímpicos en la actualidad no alcanzan ni siquiera el límite del mínimo de vida. Por ello, proponen que el Estado aumente sus pensiones en 700 euros. Tomando en cuenta que en la actualidad en el país viven aproximadamente 100 medallistas olímpicos, la suma total cargaría anualmente el presupuesto estatal en casi un millón de euros.

El Gobierno rechazó el proyecto, ya que solamente un reducido grupo de personas se beneficiaría. Igualmente, por ejemplo los jubilados que no pudieron estudiar durante el régimen comunista por motivos políticos, podrían solicitar la misma remuneración, explicó el primer ministro, Miroslav Topolánek.

"Esas personas no pudieron desempeñar su oficio, al no haber podido alcanzar la respectiva educación y cualificación. Y hoy día están incluidas en la categoría de jubilados con las menores rentas, mientras que muchas personas que en aquél entonces eran muy conformes respecto al régimen comunista, cobran en la actualidad pensiones incluso tres veces más altas. ¿Quién les daría a dichos jubilados las pensiones que merecen?"

Mirek Topolanek (Foto: CTK)
Por su parte, el diputado y doble campeón olímpico en saltos de esquí, Pavel Ploc, reiteró que el Estado debería ayudar a los medallistas olímpicos jubilados que hoy día viven muchas veces en condiciones de vida indignas.

"Ellos contribuyeron a la fama de la República, de lo que no han sacado ningún provecho. Si las asociaciones deportivas no son capaces de asegurarles una vida digna, lo intentaremos nosotros, ya que no se trata de una suma tan astronómica", subrayó Ploc, resaltando que no se da por vencido y que seguirá intentando imponer el proyecto en el Parlamento.

Los deportistas del país aplauden su esfuerzo, indicando que este tratamiento es estándar también en otros países, por ejemplo en Hungría y Polonia, porque la carrera deportiva suele ser corta y los deportistas muchas veces sacrifican su salud y educación a cambio del éxito.

"Es una pena que el Gobierno lo haya rechazado, pero lo bueno es que alguien haya empezado a luchar por ello", expresó Jarmila Kratochvílová, que en los años 80 consiguió la medalla de plata en la pista de 400 metros lisos. "Somos un país pequeño y no tenemos muchas medallas olímpicas, así que deberíamos apreciar tales personas", agregó la ex atleta.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio