La revitalización del castillo Karlštejn abrirá al público interiores desconocidos

Karlštejn (Foto: Martina Schneibergová)

Karlštejn, el castillo checo más famoso y una de las joyas de Carlos IV, Emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico en el siglo XIV, abrirá al público espacios hasta ahora inaccesibles gracias a una restauración completa.

Karlštejn (Foto: Martina Schneibergová)
La silueta majestuosa del castillo Karlštejn, que se alza en medio de unas colinas boscosas a unos 20 kilómetros al sudoeste de la capital checa, es uno de los destinos turísticos checos más populares.

A pesar de la solidez con la que mira hacia abajo, este monumento histórico nacional tiene que resistir una gran cantidad de visitantes, que el año pasado llegó a ser de 230.000 personas. Y eso le resulta difícil, ya que se trata de una construcción alzada en 1348 por el entonces emperador checo del Sacro Imperio Romano, Carlos IV.

El mantenimiento regular ya no es lo suficiente efectivo, y el castillo necesita de una revitalización completa. El macizo rocoso sobre cual se encuentra la construcción se ve dañado en algunas partes, y el estado de la fortificación no se corresponde con las normas de seguridad.

El coste total de la reconstrucción va a ser de unos 3.700.000 euros y un 90% de la suma se cubrirá con una subvención de la Unión Europea. Se va a revitalizar el ruinoso patio, la casa del burgrave y también el sótano, donde se va a crear un espacio para exposiciones.

Karlštejn (Foto: Loreta Vašková)
Además, la infraestructura va a ser más confortable para los visitantes, explica Lukáš Kunst, castellano adjunto.

''La taquilla que se encuentra ahora en el patio va a ser transferida a un nuevo centro de información turística, que será cubierto, para que los visitantes no tengan que esperar en las filas cuando haga mal tiempo''.

Uno de los espacios subterráneos se convertirá en una sala de cine, continúa Kunst.

''Este lugar se va abrir al público por primera vez. Se trata de una parte construida durante la fase del gótico tardío, o sea tiene un gran valor histórico. Lo convertiremos en una sala de cine. Luego, si pasamos de esta sala por una puerta secreta, nos encontramos en uno de los patios meridionales, donde ya se nota la primera etapa de la revitalización. Los servicios que fueron construidos aquí en los años 70 se van a derrumbar''.

Este patio podría servir en el futuro por ejemplo para las ceremonias y banquetes de bodas. El trabajo se ha iniciado también en el Palacio del Emperador, la parte más valiosa de todas las instalaciones, en cuyo sótano se investiga el estado actual de la roca debajo del castillo.

Todo el proceso de revitalización será documentado, y la película se va a poner en la planeada sala de cine. El castillo va a permanecer abierto al público durante las reparaciones con cierres parciales.