Karateka checa comparte sus vivencias de México

r_2100x1400_radio_praha.png

Una delegación de deportistas checos retornó recientemente de un importante campeonato en México. Una de las integrantes de la delegación, Petra Peceková, estudiante de la ciudad de Písek, Bohemia del Sur, llegó entusiasmada con el país azteca y se dispuso a compartir en esta A Toda Marcha sus vivencias y experiencias.

"Recientemente regresamos del Campeonato Académico Mundial de Karate que se celebró en la ciudad mexicana de Puebla. El evento contó con amplia asistencia, participando en él unos 500 karatekas de 34 países. La República Checa la hemos representado 10 deportistas universitarios".

Petra Peceková recordó, con gran dosis de orgullo, que en la clasificación final del campeonato de karate, la República Checa ocupó el séptimo lugar.

"Nuestra representación académica conquistó en total cuatro medallas, entre ellas una de oro. Esta la ganó Jan Tucek en la categoría de karatekas de más de 80 kilos de peso, convirtiéndose así por segunda vez consecutiva en campeón mundial en su categoría. Las restantes medallas fueron de bronce y yo misma me hice acreedora de una de ellas. Fue en la categoría femenina "Open" o sea, sin diferencia de peso y estoy muy contenta de haber ganado ese trofeo".

La karateka checa, Petra Peceková, sostuvo que el torneo fue bastante exigente, especialmente por las condiciones climatológicas en México.

"Es que como México se encuentra a una gran altura sobre el nivel del mar, creo que son unos 2 mil metros, para nosotros, que no estamos acostumbrados a esas condiciones, fue bastante difícil adaptarnos. Tuvimos ciertos problemas respiratorios y nos costó adaptarnos a los cambios de presiones. Por suerte logramos superar esos problemas iniciales".

La karateka, Petra Peceková, tuvo muy poco tiempo para conocer a fondo el país azteca, al menos compartió con nosotros algunas de sus leves observaciones.

"Gracias al karate tuve la posibilidad de visitar muchos países y así podría ofrecerse cierta comparación. Pero la verdad es que no se puede comparar, cada país tiene algo típico suyo. México me hizo recordar los países del sur de Europa, como Italia, por ejemplo. En México me sorprendieron esos enormes contrastes a lo que nosotros, los centroeuropeos no estamos acostumbrados. Para ser concreta, en cierta ocasión vi estacionado en una calle un automóvil de lujo y de pronto junto a ese automóvil pasaba un campesino en una carreta de madera tirada por un caballo. En la República Checa eso no se ve".

A Petra le encantó el pueblo mexicano, su amabilidad y disposición de ayudar en cualquier momento. Lo que le sorprendió fue que pocos habitantes del país azteca hablaban otro idioma que no fuera el español. Reconoció a la vez que tampoco ella ha logrado aprender mucho castellano.

"Bueno, la verdad es que fuimos tomando notas de algunas palabras y frases y de su correcta pronunciación, pero lo único que recuerdo es "Buenos días" y algunas otras frases por el estilo".

A su regreso a la República Checa, Petra Peceková pensaba dedicarse al español, pero las obligaciones relacionadas con su estudio en la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Bohemia del Sur y con el karate, le quitan demasiado tiempo. Petra confesó que su entrenador de karate, Jirí Factor es muy bueno, a la vez que exigente y que no le perdona nada. Petra, con sus veinte años de edad, practica el karate desde hace 10 años, habiéndose dedicado antes unos seis años a la natación. ¿Y cuál ha sido su mayor éxito hasta el momento?

"La medalla de México fue uno de mis mayores éxitos deportivos. Con anterioridad logré ocupar el segundo lugar en el campeonato europeo en Coblenza, Alemania, y un tercer lugar en el campeonato europeo de karate, en Chipre".

Sus vivencias de México, donde participó en el Campeonato Académico Mundial de Karate, las compartió en A Toda Marcha, Petra Peceková, estudiante de la ciudad de Písek, Bohemia del Sur.