Ibrahim Ferrer regresa a Praga después de 42 años

Ibrahim Ferrer regresa a Praga después de 42 años, foto: CTK

El cantante cubano Ibrahim Ferrer volvió a cantar después de 42 años en Praga. Este jueves presentó en la capital checa su nuevo disco "Buenos Hermanos", galardonado a principios de año con un Grammy por el mejor álbum latino tropical tradicional.

Ibrahim Ferrer regresa a Praga después de 42 años, foto: CTK
Ibrahim Ferrer tocó en la capital checa en 1962 con el grupo de Pacho Alonso y según indicó para Radio Praga desde aquél entonces deseaba volver un día a esta ciudad.

"Porque casualmente, en mi gira que hice hace seis años no había llegado por aquí y estaba loco por venir. Siempre que vengo a Europa, pienso que voy a llegar por este lado acá, pero no he llegado, así que me alegré bastante cuando me dijeron que venía para aquí".

En los años 60, Ibrahim Ferrer llegó a Praga siendo totalmente desconocido por el público. Este jueves se presentó en una sala deportiva cubierta como una de las más grandes estrellas de la música cubana. En 1962, la orquesta de Pacho Alonso tocó canciones más rápidas para bailar, pero según confesó Ibrahim Ferrer, él siempre prefirió los boleros lentos. El cubano se dirigió al público con el siguiente mensaje.

Ibrahim Ferrer regresa a Praga después de 42 años, foto: CTK
"Bueno, el mensaje que les puedo enviar es que se den cuenta que nuestra música no es bailable, se baila, pero no es bailable. Me gusta más que la oigan y después si quieren, que bailen para que se pueda valorar lo que nosotros traemos, o bien, si lo quieren entender como un mensaje o si lo quieren entender como una extracción buena, eso de toda forma. Sabemos que les va a agradar, poquita cosita, pero les va a agradar".

Y así sucedió. Cuando Ibrahim Ferrer subió al podio vistiendo un traje blanco con una gorrita negra, el público le dio la bienvenida con entusiasmadas ovaciones. El cubano, acompañado de una orquesta integrada por 16 personas, optó tanto por canciones de "Buenos Hermanos", como por piezas de sus discos anteriores, variando el compás lento con el más movido. Los espectadores permanecieron en sus asientos escuchando casi todo el concierto, pero al final, cuando la orquesta se puso a tocar "Candela", la gente no lo resistió y acudió hacia el podio poniéndose a bailar.

El próximo martes en el espacio Cultura les ofreceremos una entrevista más detallada con Ibrahim Ferrer sobre la música cubana.