El protagonismo del euro en la vida cotidiana checa

r_2100x1400_radio_praha.png

El euro en la República Checa, las expectativas de la población, la presencia en los mercados y en la vida cotidiana.

Antes de empezar debo decir que el tema de hoy fue sugerido por nuestro oyente español Epifanio Melián Rodríguez de Tenerife, que se interesa por el tema de la corona checa y el euro.

Resulta que Epifanio tiene pensado viajar a Praga y nos preguntó por la moneda nacional, la cotización y sobre la posibilidad de pagar en euros en la República Checa, así que iremos por partes.

La moneda local es la corona checa. Actualmente se encuentra muy fuerte por lo que por un euro se reciben entre 29 y 30 coronas checas.

Se trata de una situación un tanto fuera de lo normal, que ha empezado a afectar a los exportadores checos y a determinados servicios.

La noticia de esta semana es que en las Cajas y Oficinas de Cambio de la capital checa los euros están escazos, y esto se debe a dos razones.

En primer lugar que al empezar la temporada de vacaciones los ciudadanos checos han ido comprandado gran cantidad de euros para viajar por el Viejo Continente, ya sea a las playas del Mediterráneo o a otros destinos.

En segundo lugar la corona checa se ha fortalecido tanto en el último tiempo que muchas personas han aprovechado la oportunidad para convertir sus ahorros de coronas en euros confiados en que cuando la corona checa se debilite obtendrán ciertas ganancias. Esto significa que determinada cantidad de euros no circula, las personas las tienen en sus cuentas o simplemente bajo el colchón en casa, como se suele decir.

Respondiendo a las inquietudes de nuestro oyente Epifanio Melián Rodriguez de Tenerife, España, cabe agregar que no existe ningún problema para cambiar euros por coronas checas los más diestros en el tema recomiendan cambiar siempre en los bancos, ya que las comisiones pueden ser inferiores y además existe plena seguridad de que recibirá el importe correcto y que no se trata de dinero falso.

Cabe aquí una recomendación, algunas personas tentadas por recibir un cambio más favorable optan por el mercado negro. Si bien es cierto que se trata de las últimas expresiones de semejante problema, porque la corona checa es una moneda libremente convertible, por lo que el visitante puede estar seguro de que la diferencia de céntimos que ofrece el mercado negro no vale la pena.

Así que repetimos a nuestro amigo Epifanio y a todos los que tengan planeado viajar a la República Checa con euros en sus carteras: realizar sus cambios preferiblemente en una Oficina de cambio, el hotel o en un Banco.

La moneda nacional de la República Checa es la corona, por lo que todos los pagos se hacen en dicha moneda. No obstante, esta semana algunas tiendas de lujo y cadenas de supermercados anunciaron que aceptan pagos directamente en euros.

Se trata de una situación nueva e interesante, puesto que la República Checa todavía no se encuentra en la Unión Europea, y de manera todavía un tanto limitada el euro ya empieza a ganar protagonismo.

Los expertos del Banco Central Checo sostienen que el país está en condiciones de asimilar la moneda única europea en el lapso de unos cuatro años, lo que ofrece interesantes perspectivas a nivel nacional e internacional.

En la República Checa, país con una economía de mercado en funcionamiento, no existe problema alguno para utilizar tarjetas de crédito y efectuar cualquier cambio de moneda en los bancos.

Estimado amigo Epifanio, esperamos haber respondido sus preguntas y que nuestras respuestas hayan servido como información elemental para todos los que planean su primer viaje a la República Checa.

Autor: Federico Picado
audio