El metro de Praga pudo costar vidas humanas

Metro de Praga, la estación Florenc, Foto: CTK

La Empresa de Transportes de Praga, encargada también por el funcionamiento del metro capitalino, es criticada por haber arriesgado supuestamente vidas humanas en el metro, al no adoptar a tiempo las necesarias medidas de seguridad durante las recientes inundaciones. Los directivos de la empresa rechazan las críticas, afirmando que hasta el presente nadie ha sido capaz de explicar por qué fallaron los sistemas de seguridad del metro capitalino.

Metro de Praga, la estación Florenc, Foto: CTK
Este llamamiento a la población para no acercarse a las zonas de Praga cercanas al Vltava, lo escucharon en varios idiomas los pasajeros del metro praguense poco después de que la capital checa y todo el país fueron afectados por una de las mayores inundaciones en su historia.

No obstante, ni el metro, considerado hasta entonces uno de los lugares más seguros de la capital checa, resistió a esa dura prueba.

A pesar de ser adoptadas las medidas de seguridad correspondientes, el agua del Vltava subió mucho más de lo imaginado, lo que ocasionó una verdadera catástrofe en el metro. Josef Nemecek, sub director del Metro y encargado de cuestiones técnicas, niega que se hayan omitido o violado las normas de seguridad.

Metro, Foto: CTK
"Insisto que a la hora de presentarse las inundaciones, sin igual en la historia de este país, todos los empleados del metro procedimos de acuerdo a las normas vigentes e, incluso, hemos tomado algunas medidas que van más allá de nuestras obligaciones. Hemos tratado de impedir que el agua entrara al metro, pero, lamentablemente, fue inútil".

El agua superó toda barrera y comenzó a entrar. Entonces se procedió al cierre de las compuertas de compresión en varias estaciones, tarea que los técnicos del metro cumplieron arriesgando sus propias vidas. Lograron abandonar las estaciones a última hora, en el último tren que logró pasar. Veinte minutos después el agua inundó por completo una considerable parte del metro. Si los técnicos se hubieran quedado en el subsuelo, se habrían ahogado.

Las investigaciones de las causas de la inundación del metro de Praga no han dado hasta el presente ninguna respuesta. La eventual responsabilidad y las causas del fallido en su sistema de seguridad son investigadas por la policía y grupos de expertos. Lo que sí es evidente desde ya es que ha sido desmentida la suposición de que el metro de Praga representa el mayor y mejor refugio para la población en caso de que el país fuera expuesto a un serio peligro.