El Liberec gana la Copa Checa de fútbol en penales

Фото: ЧТК

El Liberec alzó la Copa Checa de fútbol al derrotar al Jablonec en la tanda de penaltis después de que el partido terminara con un empate a uno. El equipo, que a duras penas logró la permanencia en la liga, inesperadamente cantó el alirón y se metió a la fase preliminar de las copas europeas de la próxima temporada.

Foto: ČTK
El brasileño Daniel Rossi, del Jablonec, se convirtió en la triste figura de la final de la Copa Checa al fallar el tiro decisivo en la tanda de penaltis contra el arquero Hroššo.

Los cristaleros, que ocupan el tercer lugar de la liga, eran claros favoritos en la final disputada contra un Liberec que, por el contrario, sudó mucho esta temporada para situarse una plaza por encima de la zona de descenso.

El Jablonec mostró su predominio al abrir el marcador poco antes del descanso de la cabeza de Doležal. Sin embargo, el Liberec logró reunir fuerzas en el descanso para dar un rendimiento heroico en el segundo tiempo que coronó con el gol del empate a cuatro minutos para el fin de la contienda, cuando el Jablonec ya tocaba con una mano la copa.

Foto: ČTK
Tras una prórroga que no trajo una sentencia, en la tanda de penaltis los cristaleros pudieron superar solo una vez al guardameta del Liberec, Lukáš Hroššo, que se regocijó por poner patas arriba los pronósticos acerca del ganador.

“Hemos ganado la copa, ¡es magnífico! Además logramos la permanencia en la liga, lo que es aún mejor. Ha sido una temporada difícil, pero hemos logrado los objetivos fijados y hemos superado al Jablonec que se veía alzar la copa ya antes de la final, así que nos alegramos de habérselo arrancado de las manos”, indicó.

Foto: ČTK
De esa forma, unas horas antes de que el Sevilla viviera su gran noche al proclamarse campeón de la Europa League tras doblegar al Dnipro en la final, el Liberec festejó la victoria en la Copa Checa gracias a la que se metió en la fase preliminar de la liga europea de la próxima temporada.

Aunque el Jablonec tiene garantizada la participación en la fase previa de la Europa League, gracias a haber alcanzado el tercer lugar de la liga checa, el entrenador Jaroslav Šilhavý, indicó que la caída en la final es bastante dolorosa.

Foto: ČTK
“Estamos tristes y decepcionados. Algunos jugadores tenían lágrimas en los ojos, porque estábamos cerca del triunfo. Pero debo reconocer que en el segundo tiempo, el contrincante nos sometió a gran presión. Solo nos defendíamos y jugamos de manera muy pasiva. El rival mereció el gol del empate, sin embargo lo marcó a cinco minutos del final del partido y eso debíamos haberlo impedido“, resaltó Šilhavý.

El Liberec volvió a alzar la Copa Checa tras quince años. Con su triunfo entristeció tanto al finalista, el Jablonec, como al Mladá Boleslav y el Příbram, otros dos aspirantes a la Europa League, que están luchando por el cuarto lugar de la liga.

De haber ganado el Jablonec, que terminará en tercera plaza de la clasificación, ambos equipos se habrían colado a la Europa League. Pero como se metió en Europa el Liberec, solo el que termine en la cuarta posición podrá jugar la próxima temporada dicha competición internacional.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio