El equipo checo de tenis buscará su quinta Copa Federación

Petra Kvitová, photo: David Kubíček, ČRo

El equipo checo de tenis femenino provoca grandes expectativas en la hinchada gracias a su excelente historial de los últimos años. Las jugadoras de este país se encuentran en el auge de sus capacidades y buscarán su quinta Copa Federación.

Petra Kvitová, foto: David Kubíček, Archivo de ČRo
El tenis femenino checo está pasando una época dorada insólita. El equipo liderado por las jugadoras número seis y nueve del ranking mundial, Petra Kvitová y Lucie Šafářová, ha conquistado cuatro Copas Federación en los últimos cinco años y es uno de los mayores favoritos para hacerse con el trofeo también la próxima temporada.

Además, la dupla Kvitová – Šafářová puede contar con un nuevo refuerzo muy contundente: Karolína Plíšková terminó esta temporada como número once mundial y en la final de la Copa Federación contra Rusia consiguió puntos muy importantes para las checas, cuando primero empató a dos en los individuales para lograr la victoria decisiva en el dobles, junto a Barbora Strýcová.

Karolína Plíšková, foto: robbiesaurus, CC BY-SA 2.0
La jugadora de 23 años, que el año pasado participó en la Copa Federación solo como suplente, este año ha sido uno de los elementos clave del equipo checo.

A principios de año Plíšková se convirtió en la raqueta número uno del cuadro nacional, debido a la ausencia de Kvitová y Šafářová, y ayudó a lograr la importante victoria de 4-0 en la primera ronda en Canadá.

Plíšková se sintió muy nerviosa como líder del equipo en los respectivos individuales disputados en Quebec, según confesó.

“Le decía de continuo al capitán que jugaba horrible, cuando tenía algunas posibilidades de romper el saque de la contrincante, estaba ganando por ejemplo por 30-0 y cometía errores inútiles. No dejaba de repetirle que mi juego era terrible y él contestaba: que no, ¿qué te pasa? ¡Si estás ganando!”.

La Copa Federación, foto: Archivo de ITF
En su camino hacia la revalidación de la Copa Federación, las checas deberán dar el primer paso en Rumanía entre el 6 y 7 de febrero.