El campeón checo jugará solo la Europa League

Jan Kopic (en la izquierda), foto: ČTK

Ni siquiera un rendimiento heroico ayudó este martes al Viktoria Pilsen a colarse en la Champions League. Los cerveceros no salieron del empate a dos frente al Ludogorets Razgrad en la vuelta del play-off y tras haber caído por 0-2 la semana pasada en Bulgaria, jugarán solo la Europa League.

Jan Kopic (en la izquierda), foto: ČTK
Con una fuerte sensación de injusticia se despidieron los jugadores del Viktoria Pilsen de la cuarta ronda preliminar de la Liga de Campeones al empatar a dos en casa frente al Ludogorets Razgrad.

El colegiado español aprobó el primer gol búlgaro tras una mano, mientras que no pitó un penal a favor del Pilsen y anuló su gol regular al 2-1 por un fuera de juego que no era, según sostuvo el centrocampista Jan Kopic.

“Antes del gol del empate hubo una mano y después vi en el vídeo que el colegiado anuló el tanto regular de Marek Bakoš. Es doloroso si sucede algo así en un partido tan importante y contra un rival tan fuerte. Es una pena. Claro, en ese momento juramos, pero qué le vamos a hacer, así es el fútbol. A veces el árbitro se equivoca a tu favor, a veces en tu contra. No se puede hacer nada”, dijo.

La esperanza duró 17 minutos

Viktoria Pilsen - Ludogorets Razgrad, foto: ČTK
El Pilsen entró en el partido de manera estupenda abriendo el marcador con un gol tempranero anotado por Ďuriš en el minuto 7. Pero el rival empató apenas unos diez minutos más tarde dejando el triunfo checo a nivel de utopía. En aquel momento, los rojiazules necesitaban marcar otros tres goles para pasar a la Champions, una misión irreal tomando en cuenta la fuerza del rival, indicó el autor del segundo gol local, el defensa Aleš Matějů.

“En nuestra situación el gol recibido significaba que teníamos marcar otros tres tantos, lo que era muy difícil. Tuvimos ocasiones, peleamos hasta el último momento. Es una pena que no haya salido bien. Podemos estar orgullosos de haber jugado a tope, pero no se puede hacer nada, tenemos que contar con la Europa League”, dijo.

Los jugadores del Pilsen no se rindieron, presionaron al contrincante y pelearon hasta el final de la contienda. Sin embargo, el tercer gol de la esperanza no llegó, mientras que el Ludogorets puso tablas en el último suspiro del partido con un golazo de Keserü.

A pesar de no cumplir con su propósito de colarse en la competición de fútbol más prestigiosa a nivel de clubes, el Pilsen mostró que esta temporada no se perderá en las copas europeas, si repite su juego de este martes.

Viktoria Pilsen - Ludogorets Razgrad, foto: ČTK
A diferencia de su fatal rendimiento del fin de semana pasado cuando cayeron en casa frente al Zlín (0-2) en la liga checa, este martes los cerveceros mostraron un fútbol de alta calidad: ofensivo, agresivo y rápido.

“La calidad de nuestro equipo es enorme. Ya verán esta temporada, aún no hemos dicho la última palabra”, expresó el defensa David Limberský.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio