Austria protesta contra la puesta en marcha de Temelín

r_2100x1400_radio_praha.png

El Gobierno austríaco trata de condicionar la entrada de Chequia a la Unión Europea. En el país vecino se intensifican las protestas contra la central electronuclear checa de Temelín. Varias ciudades preparan el bloqueo de pasos fronterizos con la República Checa.

El Gobierno austríaco está convencido de que la planta electronuclear de Temelín no cumple con las normas de la Unión Europea. Según la agencia de noticias austríaca, APA, el Canciller Wolfgang Schüssel dio a entender que si Temelín no satisface los estándares ecológicos y de seguridad, Austria no consentirá la conclusión del capítulo de energética en las negociaciones de ingreso con la República Checa.

Los verdes austríacos piden que su país boicotee la importación de electricidad checa a precios dumping. También alcaldes de varias ciudades del land Alta Austria bloquearán este sábado pasos fronterizos con Chequia, en protesta contra la preparada puesta en marcha de la central.

El portavoz de Temelín, Milan Nebesár, calificó el preparado bloqueo de uno más de los ejemplos de presión inadecuada de Austria, indicando que esta medida podría reforzar el euroescepticismo en la República Checa. Nebesáø opina que el oficialismo austríaco se deja manipular por las organizaciones y medios de comunicación antinucleares que han desatado una campana histérica y demagógica contra Temelín.

El portavoz de la central electronuclear checa rechazó todo tipo de protestas, exhortando a la parte austríaca a adoptar una postura más objetiva que se base en informaciones no tergiversadas sobre Temelín.