Aluvión amenaza a los "indios checos" en Paraguay

r_2100x1400_radio_praha.png

Paraguay está en alerta debido a las intensas precipitaciones que alzan el nivel del río Paraguay. Un aluvión catastrófico, que suele venir una vez cada diez años, amenaza también a los descendientes del viajero y botánico checo, Alberto Vojtech Fric, en el pueblo de los indígenas Chamacoco, Puerto Esperanza.

Al conocer los descendientes checos de Alberto Vojtech Fric a la hija india del viajero, Herminia, y a su extensa familia en Puerto Esperanza, decidieron fundar la Asociación Checomacoco para ayudar a sus lejanos parientes a mejorar sus condiciones de vida.

Durante unos nueve meses la Asociación Checomacoco logró recolectar, gracias a la generosidad de los donantes, más de 400 mil coronas, unos 19 mil dólares. Las finanzas, a las que se sumaron otros casi 23 mil dólares otorgados por el Estado checo, se utilizaron en septiembre pasado para la compra de 140 vacas y tres toros, un rebaño que permitirá a los Fric de la tribu Chamacoco iniciar su propia industria agrícola.

Estos días urge la construcción de un corral a unos 15 kilómetros de distancia de Puerto Esperanza, situado a orillas del río Paraguay, para proteger al ganado de la inundación, explica Yvonna Fricová, de la Asociación Checomacoco.

"Los indios recibieron del cacique del pueblo para su uso un terreno en una colina que hace falta cercar muy rápidamente para que las vacas no se dispersen por el Chaco, no se pierdan y no perezcan durante la inundación. Logramos reunir otro dinero que enviamos a Paraguay para que los indígenas puedan comprar alambres para el corral".

La familia checa está preocupada también por su lejana tía Herminia Fric, que tiene ya unos cien años.

"Al vernos en septiembre, Herminia se encontraba muy bien. Cuando recibimos alguna noticia de Paraguay, aunque se trate de llamadas cortas que nos dan poca información, siempre lo primero que oímos es: La abuela Herminia está muy bien, está sana y alegre. Ahora tenemos miedo un poco porque las inundaciones vienen acompañadas por una epidemia de dengue, y existe la amenaza de una epidemia de cólera y de la fiebre amarilla. En las lagunas creadas por las aguas desbordadas nacen mosquitos, así, estamos preocupados por la salud de todos los habitantes de Puerto Esperanza, porque en esa zona no existe ninguna asistencia médica. Nosotros tratamos de suministrar al pueblo medicamentos. Estos días hemos enviado otro dinero para su adquisición".

Hasta aquí Yvonna Fricová de la Asociación Checomacoco. En una de las próximas ediciones del espacio Panorama Checo les ofreceremos más detalles sobre las recientes actividades de esta asociación que ayuda a los indígenas paraguayos que llevan con orgullo el nombre Fric.

Foto:www.checomacoco.cz