Unos 200 gitanos tendrán que dejar de vivir en un edificio en ruinas de Ostrava

Unos 200 gitanos que habitan en un edificio en estado ruinoso cerca de la estación de trenes de Ostrava tendrán que abandonarlo antes de este domingo por orden de las autoridades de la ciudad. El contrato de alquiler que tenían terminó y desde hace una semana ni siquiera tienen agua potable y las canalizaciones están en un estado calamitoso. Los gitanos protagonizaron una manifestación este jueves frente al Ayuntamiento de Ostrava pidiendo quedarse en el lugar, para no tener que pagar alquileres más altos.