Unas 1.000 personas protestaron en Brno por los recortes en la cultura

Unas 1.000 personas, entre empleados de la Ópera de Brno y simpatizantes, marcharon por las calles de esa ciudad morava para expresar su malestar por los recortes que afectarán al sector de la cultura. Debido a la política ahorrativa del Gobierno se teme que terminen las actividades operísticas en la ciudad. El alcalde de Brno, Roman Onderka, dijo en rueda de prensa que las manifestaciones son prematuras, porque todavía no hay nada decidido, pero que las organizaciones culturales deben contar con recortes. Es sabido que la ciudad quiere aplicar una reducción del 20% a las organizaciones sin lucro, entre las que se incluyen los teatros.