Un mes de música sacra con el Festival de San Venceslao

Marcin Dylla, foto: Archivo del festival

El festival de música sacra realizado en honor a San Venceslao, el patrón de las tierras checas, ofrecerá a partir de este 28 de septiembre un mes de conciertos en 18 ciudades de la región de Moravia-Silesia. Como novedad este año habrá cinco líneas temáticas, una de ellas, denominada Cross Over, de carácter más ecléctico.

Philippe Bernold, foto: Archivo del festival
Música sacra de todas las épocas, desde la Edad Media a la actualidad, pero no exclusivamente. Eso es lo que traerá a la región de Moravia-Silesia el Festival de San Venceslao, que se iniciará este 28 de septiembre, coincidiendo con la onomástica del patrón de las tierras checas, y concluirá un mes más tarde, después de ofrecer un total de 35 conciertos en diferentes iglesias y capillas católicas y protestantes de 18 ciudades y pueblos de la zona.

En esta décima edición, el Festival vuelve a apostar por músicos y conjuntos de fama internacional como el flautista francés Philippe Bernold, el violonchelista israelí Gavriel Lipkind, la Orquesta de Cámara Eslovaca de Bohdan Warchal o la Orquesta Filarmónica de Praga, entre otros.

El director del festival, el clarinetista Igor Františák, considera clave del éxito no solo lo imponente de los nombres sino la selección de músicos más eclécticos que aparentemente no encajarían en un concierto de música religiosa.

Roby Lakatos, foto: Archivo del festival
“Yo diría que nuestro mayor éxito es que somos capaces, en una época tan difícil económicamente, de organizar el mayor festival de música sacra de la República Checa y con gran renombre en Europa. Y en cuanto a la programación, uno de sus pilares es por ejemplo el poco convencional concierto que ofrecerá Roby Lakatos y su conjunto. Se trata de un violinista húngaro de etnia gitana, apodado el violinista diabólico, que tiene en su programa desde composiciones tradicionales y música popular hasta jazz”.

Precisamente la inclusión de músicos de otras ramas, englobados en la línea temática Cross Over, es la gran novedad de la edición de este año. De las otras líneas que forman el programa nos habla con más detalle Františák.

Collegium Marianum, foto: CzechTourism
“Tenemos la línea principal, que está formada por conciertos de primera categoría, como por ejemplo los conciertos de inauguración y de cierre del festival. Normalmente actúa una orquesta filarmónica, o un gran coro, casi siempre cuatro solistas y un director. Después tenemos la línea barroca, donde se presentan conciertos de música no solo barroca, sino también neoclásica, medieval o renacentista”.

Como parte del sector barroco del evento destaca por ejemplo el conjunto Collegium 1704, de Václav Luks, el Collegium Marianum de la flautista Jana Semerádová, y la Hipocondria Ensemble. En cuanto a la música de cámara, el Festival de San Venceslao contará este año con un par de estrellas internacionales, tal como comenta Františák.

Marcin Dylla, foto: Archivo del festival
“En la edición de este año se realizarán en esta línea temática cuatro conciertos. Se tratará de recitales solistas. Por ejemplo contaremos con el recital de arpa de una de las más grandes personalidades mundiales de este instrumento, la checa Jana Boušková, que actuará en la iglesia husita de Ostrava. También tocará el guitarrista Marcin Dylla, considerado uno de los mejores guitarristas del mundo, y que ha recibido hasta 19 primeros premios en diferentes competiciones. Así que creo que se tratará de uno de los más fascinantes conciertos del programa”.

Igor Františák, foto: Archivo del festival
Como no podía faltar en un evento dedicado principalmente a la música religiosa, una parte importante del festival se centrará en la música de organo, en la que la República Checa cuenta con destacados representantes, como explica Františák.

“En esta línea temática tenemos por ejemplo el recital de órgano de Pavel Černý, el principal representante de la escuela checa de este instrumento. Y también dos conciertos del cantante Marek Eben en compañía del organista Petr Rajnoha, uno de ellos en Ludgeřovice el 20 de octubre y el otro en Český Těšín un día después. Eben y Rajnoha interpretarán una pieza del padre de Eben, Petr Eben, ‘El Laberinto del Mundo y el Paraíso del Corazón’, basada en el texto de Jan Amos Komenský”.

La última curiosidad del Festival, y otra muestra de su volunta de eclecticismo, es la presencia del rockero checo David Koller, conocido sobre todo como frontman de la mítica banda Lucie. Koller cantará en el Festival de San Venceslao en el marco de un interesante proyecto de música sacra contemporánea, comenta Františák.

Josef Špaček, foto: Archivo de Josef Špaček
“Este proyecto no surgió exactamente a petición del festival, sino que se ha añadido después. Surgió en 2012 en Praga de manos de la Ensemble Inégal de Adam Viktora, pero este año sonará en el marco de nuestro festival. Se presentarán en él composiciones de Antonio Vivaldi en combinación con las más modernas de los estonios Arvo Pärt y Veljo Tormis. La obra se llama ‘La Maldición del Hierro’ y está preparada para dos tenores solistas, bajo, coro y tambor chamánico. En el proyecto desde el principio participó David Koller. Y además actuará también en este concierto uno de los mejores violinistas checos, Josef Špaček”.

El concierto final tendrá lugar el 28 de octubre en la catedral de Ostrava de manos de la Orquesta Filarmónica Ostrava de Janáček, dirigida por Jan Talich y que interpretará piezas de Antonín Dvořák, Serguéi Rachmaninov, Josef Suk y Modest Músorgski.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio