¿Tienen los embriones derechos humanos?

r_2100x1400_radio_praha.png

En un futuro próximo los genetistas podrán detectar diversas enfermedades decenas de años antes de que éstas se declaren. Un día serán capaces también de clonar un ejército de seres humanos absolutamente idénticos. Sobre tales problemas discutieron recientemente en Praga médicos, filósofos y juristas en la conferencia internacional denominada "La biología moderna: sus posibilidades y riesgos, sus esperanzas y amenazas". Dicha conferencia fue organizada por la Universidad Carolina, de Praga, y la Universidad Heinrich Heine, de Dusseldorf, Alemania.

Los filósofos y especialistas en ética ya se han planteado en reiteradas ocasiones la interrogante de si sería correcto intervenir en el genoma humano de manera que el hombre tenga el oído tan sensible como el del ratón y el olfato tan fino como el del perro, afirma el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Carolina de Praga, Michal Andel.

El científico dijo a los medios de comunicación que en la conferencia de Praga fueron discutidos temas verdaderamente espectaculares. Uno de ellos fue el de cómo podían repercutir en el derecho de patentes los nuevos conocimientos sobre el genoma humano.Imagínense, amigos oyentes, que un extraño quisiera patentar el genoma de uno de nosotros. Ello le permitiría clonar un ejército de personas idénticas a cado uno de nosotros.

El profesor Michal Andel destaca que la legislación debe asumir una postura ante los sorprendentes avances en el conocimiento del genoma humano. Sobre la futura legislación checa en este campo opina que ésta debería prohibir las tecnologías conducentes directa o indirectamente a la clonación del hombre y a la creación de embriones con fines experimentales. Las leyes pueden autorizar los procedimientos que ya se están utilizando, como la fecundación artificial in vitro.Podría permitirse también la investigación de células embrionarias.

El especialista checo admite, no obstante, que siempre existe la posibilidad de obviar la ley. Es que lo mismo que existen paraísos fiscales, también podrían surgir paraísos para las tecnologías moleculares y biológicas donde podrían llevarse a cabo los experimentos realizados fuera de ley.

En las conferencias sobre la ética en la medicina suelen discutirse temas relacionados con la medicina prenatal, o sea, con la concepción del niño. Todavía hace veinte años el único problema ético relacionado con la medicina prenatal era la interrupción artificial del embarazo.

Hoy en día la reproducción médicamente asistida plantea toda una serie de interrogantes.Al realizarse la fecundación artificial siempre se obtienen varios embriones, pero en el útero de la futura madre se implanta sólo uno. ¿Cómo seleccionar el embrión que tendrá el derecho a la vida? Además, hoy en día ya es tecnológicamente posible eliminar los embriones de determinado sexo.

Según el profesor Andel se plantea la cuestión de cuáles son los derechos del embrión. ¿Tiene algunos o no? ¿Deben reconocerse al embrión lo que llamamos derechos humanos?

Por ejemplo, en las interrupciones artificiales se plantea la interrogante de en qué medida está justificado el aborto al existir en el feto un defecto congénito. ¿Cuál feto tiene derecho a la vida y cuál no?, se interroga el catedrático Michal Andel, quien considera que el debate sobre estas álgidas cuestiones es urgente.