Sorprendente bajada de casos de coronavirus

Los laboratorios de la República Checa detectaron este lunes 7336 nuevos casos de coronavirus. Se trata de unos dos mil menos que hace una semana, cuando lo que se esperaba era una nueva subida debido a la variante ómicron y la tendencia de las cifras de los últimos días. Probablemente, la menor cantidad de test realizados durante el fin de semana de Año Nuevo causaran una cifra anormalmente alta de positivos el lunes de la pasada semana.

La incidencia acumulada en los últimos siete días ha descendido a 420 casos por cada cien mil habitantes. Aún así, sigue superando en 62 casos la resgistrada hace una semana.

Los pacientes hospitalizados con la enfermedad son unos 2350, según informa este martes el Ministerio de Salud, casi 750 menos que hace siete días. En cuidados intensivos se encuentran 416 personas, manteniendo una leve tendencia a la baja.

Desde el comienzo de la pandemia han muerto ya 36 683 personas con coronavirus en Chequia. En la última semana las muertes han descendido por debajo de las cincuenta diarias de media.