Sindicatos de transporte público en Praga piden 73 millones de euros para evitar la huelga

Los sindicatos de transporte público capitalino exigen de la Alcaldía Mayor de Praga 73 millones de euros para cubrir los gastos relacionados con el funcionamiento de la Empresa de Transporte Urbano. A la vez piden la renuncia del director encargado de la subcontratación en la compañía. El alcalde mayor de Praga, Pavel Bém, ofreció facilitar a la empresa un pago anticipado de casi 35 millones de euros para paliar la tensa situación financiera. Los sindicalistas amenazan con organizar una huelga general en caso de que la crisis no se resuelva antes del miércoles.