Senador socialdemócrata denuncia controles de alcoholemia

El senador socialdemócrata Vladimír Dryml ha presentado una denuncia contra el jefe de la Policía de Tránsito, Leoš Tržil, a quien acusa de hostigamiento. La acusación se debe a los controles de alcoholemia al que deben someterse a partir del 1 de enero de 2010 todos los conductores que sean detenidos por la Policía de Tránsito. La medida persigue reducir el número de accidentes en las carreteras checas, causados por conductores ebrios. En caso de que un conductor rechace la prueba, deberá pagar una multa de hasta dos mil euros. El senador Dryml considera el comportamiento de la Policía de Tránsito como una violación de los derechos ciudadanos.