Senado checo prorrogó ley que prohibe desempeño público de ex funcionarios comunistas

r_2100x1400_radio_praha.png

El Senado checo prorrogó la polémica "ley de lustración", que impide el desempeño público de antiguos cargos de la nomenclatura comunista y agentes de la extinta policía política.

La "ley de lustración" se aplica en la República Checa desde hace nueve años, y ha tenido como objetivo evitar que antiguos altos funcionarios del régimen comunista y agentes o colaboradores de la policía política ocupen puestos de responsabilidad en el sector público. La ley atañe también a los antiguos miembros de las Milicias Populares, el brazo armado del Partido Comunista, y a egresados de escuelas soviéticas vinculadas con la KGB.

En 1991, cuando la ley fue aprobada se estimó que un período de cinco años sería suficiente, sin embargo, con el correr del tiempo su vigencia se ha ido prorrogando, y se estima que en el futuro será sustituida por la ley del Servicio Civil.

No obstante, el diputado Václav Krása, de la Unión de la Libertad, promotor de la "ley de lustración" estima que debería regir al menos durante los próximos 20 años, "mientras que la futura ley del Servicio Civil no sea lo suficientemente dura con aquellos que persiguieron a sus conciudadanos durante el régimen comunista", dijo el señor Krása.

La discusión sobre la prolongación de la "ley de lustración" fue muy acalorada ya que los senadores izquierdistas votaron en contra. Algunos senadores de la gobernante socialdemocracia manifestaron cierto disgusto con dicha ley, pero al final, de los 68 senadores presentes 47 votaron a favor de la prórroga.

Una de las novedades en torno a la "ley de lustración" es que no se aplicará a las personas nacidas en 1971, ya que debido a su corta edad en la época comunista, no pudieron ser miembros de la nomenclatura comunista.

Autor: Federico Picado
audio