Se reducen los beneficios de Škoda Auto en un 60%

El fabricante automovilístico Škoda ha visto como caían sus beneficios netos después de impuestos en un 60% durante los primeros nueve meses del año. La pandemia ha provocado un descenso de ventas que se ha traducido en unos beneficios de 469 millones de euros en total. Aunque otros elementos han tenido también una influencia negativa en los números de la empresa, como la fluctuación de las divisas, también provocada por la pandemia, o los gastos extraordinarios dedicados a reducir emisiones.

Los efectos negativos han sido parcialmente compensados por unos gastos fijos o en desarrollo de producto menores, así como con una optimización de gastos, explica la empresa. Škoda ha vendido de enero a septiembre 596 000 automóviles.