Se reduce la cuarentena a cinco días

Desde este martes entra en vigor en la República Checa la reducción del periodo de cuarenta de siete a cinco días para quienes hayan entrado en contacto con un positivo. La medida se aplica siempre y cuando el afectado no presente síntomas. En tal caso de no presentar síntomas, también a los cinco días pueden poner fin al confinamiento las personas que hayan dado positivo. Una vez terminada tanto la cuarentena como el confinamiento, se recomienda portar mascarilla FFP2 durante los cinco días siguientes en cualquier situación en la que esté en contacto con otras personas.En el caso de personas con síntomas, el confinamiento termina dos días después de que estos desaparezcan.

Hasta ahora el confinamiento de los positivos se prolongaba durante 14 días y los asintomáticos podían poner fin a la cuarentena con un test PCR negativo a los siete días.

Además, a partir de ahora, las personas vacunadas o que hayan pasado la enfermedad en los últimos seis meses, siempre que no presenten síntomas, no tienen que guardar cuarentena.

Estas decisiones del Ministerio de Salud responden a las características de ómicron, que ya es mayoritaria en la República Checa. Si bien es una cepa más contagiosa, su periodo de incubación es más breve y los síntomas aparecen antes. Por otra parte, al esperarse una gran incidencia, podrían faltar profesionales en puestos de relevancia para el funcionamiento del Estado a pesar de que estos se encuentren en buenas condiciones de salud.