Se recomienda a los ciudadanos mayores de 70 años quedarse en casa

El Gobierno checo recomendó a los ciudadanos mayores de 70 años que no abandonaran sus hogares durante la vigencia del Estado de Emergencia, o sea, hasta el 24 de marzo. Los ciudadanos de la tercera edad que viven en asilos para ancianos u otros establecimientos tienen prohibido abandonar esos lugares.

El primer ministro checo, Andrej Babiš, sostuvo que las personas mayores deberían abandonar su hogar únicamente en caso de necesitar urgentemente ir al médico. El Gobierno pidió a las administraciones públicas que se encarguen de asegurar la asistencia necesaria a las personas de la tercera edad, en primer lugar del abastecimiento de alimentos y medicamentos directamente a la casa.

Según datos demográficos, en la República Checa hay más de 1.4 millones de personas mayores de 70 años. Unas 35 000 personas viven en las casas para ancianos.