Se ralentiza la inflación

La subida de los precios interanual de julio se redujo a un 3,1%, cuatro décimas menos que en junio. El dato significa que los precios se redujeron en un 0,1% por ciento con respecto al mes anterior, especialmente por la bajada en los alimentos y bebidas no alcohólicas. También se abarataron la ropa, el calzado y el transporte, según los datos de la Agencia de Estadística Checa, que constata que los precios bajaron más de lo esperado. Las tasas de interés en los bancos podrían por tanto permanecer en los mínimos históricos actuales, según expertos.