Se destinará más dinero a la exploración espacial

Fuente: ESA / David Ducros

La República Checa destinará mayores recursos el próximo año a programas y la industria espaciales. El incremento de las inversiones del Ministerio de Transportes checo con este fin fue aprobado por el Gobierno.

Foto: ESA / David Ducros

En el año 2020 Chequia destinará unos 47 millones de euros a la Agencia Espacial Europea para ser aprovechados en proyectos de exploración espacial. Esa suma, aprobada recientemente por el Gobierno checo, supera en cerca de 11 millones de euros la contribución de este país al desarrollo de la industria espacial durante el año en curso.

Estas inversiones benefician sin duda también a los productores checos, ya que determinadas tecnologías que son aplicadas en la industria espacial son aprovechadas igualmente en las industrias automovilística y aérea. Según recalcó el portavoz del Ministerio de Transportes checo, František Jemelka, más de 50 compañías y 22 centros de investigación y escuelas superiores de Chequia cooperan estrechamente con la Agencia Espacial Europea.

”Gracias a esas inversiones, varias compañías checas entraron a formar parte de la cadena internacional de los grandes proveedores. Algunas empresas de Chequia participan en el desarrollo y la fabricación de cohetes portadores o en el aseguramiento de las instalaciones y las infraestructuras de manejo y apoyo a los programas de exploración espacial desde la tierra”.

Foto: blickpixel / Pixbay CC0
Otras tareas asumidas por empresas checas es el desarrollo de paneles solares flexibles y enrollables a ser utilizados en los cohetes, de sistemas ópticos modernos o de un nuevo sistema de gestión del tránsito aéreo en Europa. Y en la ciudad de Klatovy, Bohemia Occidental, se está preparando la fabricación de unos elementos de aluminio y titanio para el cohete portador Ariane 6.

Representantes del Ministerio de Transportes de Chequia aseguran que desde el punto de vista financiero el aporte real que traen las inversiones a los proyectos espaciales a la economía nacional, es ocho veces mayor que los recursos entregados por Chequia a la Agencia Espacial Europea.

Además, gracias a la existencia de la incubadora empresarial ESA BIC, iniciaron sus actividades otras 20 compañías que aprovechan algunas de las tecnologías espaciales para proyectos terrestres.

Durante los tres años de funcionamiento del programa de la incubadora, las empresas principiantes obtuvieron subvenciones por unos ocho millones de euros, mientras que los gastos en el proyecto ESA BIC hasta el año 2021 suponen unos tres millones de euros.