Se cierra el espacio aéreo checo por la nube de ceniza del volcán islandés

La nube de ceniza y vapor procedente del volcán que entró en erupción bajo el glaciar Eyjafjalla, en Islandia, ha provocado el cierre de espacio aéreo de la República Checa este viernes, después de que se cancelaran miles de vuelos en todo el mundo por esta causa. Las autoridades checas decidieron cortar el tráfico aéreo a las 10 de la mañana en el noroeste del país, y desde el mediodía no hay actividad tampoco en el aeropuerto de Praga, donde unos 180 vuelos han sido cancelados para este viernes. A las 13:00 se cerró todo el espacio aéreo checo con la excepción de los aeropuertos de Brno y Ostrava que funcionaron hasta las 14:00. Las compañías están ofreciendo fechas alternativas a los viajeros y en el aeropuerto praguense de Ruzině la situación es de tranquilidad. Solo Aerolineas Checas ha tenido que cancelar cerca de 100 vuelos y prevé pérdidas millonarias.