RR.EE. quiere una postura común sobre carta de embajada china

El ministro de Relaciones Exteriores checo, Tomáš Petříček, dice que todos los funcionarios constitucionales deberían ponerse de acuerdo sobre la postura oficial del país en torno a una carta de la Embajada de China.

Resulta que en enero la embajada china advirtió a Praga que podía ver dañados los intereses comerciales checos en caso de que se llevara a cabo un viaje de senadores a Taiwán.

Después de reunirse con el presidente del Senado, Miloš Vystrčil, el ministro Petříček dijo que prepararía un borrador de la declaración oficial que luego debatiría con otros funcionarios constitucionales en marzo. Hasta ahora, algunos funcionarios han condenado la carta, mientras que otros han optado por no hacer comentarios.

China ve a Taiwán como una provincia separatista que se reunificará con el continente algún día y por lo tanto en la carta protestó con vehemencia contra lo que vio como un viaje "extremadamente inapropiado" que sugería una visita oficial.