Resumen de la Prensa Checa

0:00
/
0:00

Los economistas checos prevén que el próximo año se puede esperar la mayor ola de despidos de los últimos diez años, afirma el matutino Hospodářské Noviny. Tan sólo el treinta por ciento de las empresas del país han adelantado que no despedirán a sus trabajadores.

Bangkok en la actualidad (Foto: CTK)
Los economistas checos prevén que el próximo año se puede esperar la mayor ola de despidos de los últimos diez años, afirma el matutino Hospodářské Noviny. Tan sólo el treinta por ciento de las empresas del país han adelantado que no despedirán a sus trabajadores.

Además del estancamiento de la economía nacional, los ciudadanos deben contar con el congelamiento de los salarios. Se cree que el crecimiento de los sueldos será el más bajo de los últimos diez años, sostiene Hospodářské Noviny.

El periódico Právo informa que más de dos mil ciudadanos checos tenían previsto pasar las fiestas de la Navidad en Tailandia. Debido a la insegura situación política en ese país, un gran número de turistas se dirigió a las agencias de viajes para informarse sobre cuánto se les cobraría en caso de que anularan el viaje a última hora.

En Tailandia se encuentran actualmente centenares de turistas checos que esperan poder volver a casa, después de que los opositores al Gobierno ocuparon la semana pasada el aeropuerto internacional de Bangkok, informa Právo.

Mladá Fronta Dnes escribe que en la República Checa se torna cada vez más difícil vender un automóvil fabricado antes del año 1991. Esos coches son prácticamente invendibles y no los quieren ni en los cementerios de automóviles.

Esto se debe a que a partir de enero de 2009 entrará en vigor una nueva normativa que estipula altos pagos por los trámites de traspaso de la propiedad de automóviles de segunda mano.

Podría suceder así que el nuevo propietario tenga que pagar por el traspaso del coche una suma mayor de lo que le ha costado el automóvil, sostiene Mladá Fronta Dnes.

Según Lidové Noviny, las costumbres de compras de los checos comienzan a cambiar a raíz de la crisis financiera mundial.

Los ciudadanos son mucho más precavidos al salir de compras y la mayoría adquiere sólo los productos básicos de consumo. Además, a diferencia del pasado, los checos aprovechan en mayor medida las rebajas que ofrecen los centros comerciales, recalca Lidové Noviny.

La última información es del diario Hospodářské Noviny, que afirma que el hotel Alcron, en Praga, prepara la mejor comida del país. En una reciente encuesta gastronómica el restaurante de Alcron ha ocupado el primer puesto y su victoria se menciona en la nueva guía turística nacional, señala el periódico.