Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Vít Urban

Hace 33 años los ejércitos de cinco Estados del Pacto de Varsovia ocuparon Checoslovaquia para eliminar la intentona que pretendía reformar el socialismo. En la madrugada del 21 de agosto de 1968 invadieron a Checoslovaquia 100 mil soldados, más de dos mil tanques y 700 aviones.

Evocando la atmósfera del intento reformista conocido como "Primavera de Praga" y la ocupación soviética, el diario Lidové Noviny resalta en su portada que la dirección del Partido Comunista de Checoslovaquia sabía con anticipación sobre la invasión. Esta conclusión se desprende de los últimos análisis de los acontecimientos relacionados con agosto de 1968.

Remitiéndose a las investigaciones del equipo de historiadores de la Academia de Ciencias Checa, Lidové Noviny escribe que la antigua Unión Soviética preparaba la ocupación ya desde mediados de marzo de 1968, y en abril fue elaborado el plan concreto de la agresión militar. La amenaza intervencionista apareció en marzo de 1968 durante la reunión de los líderes del "campo socialista" en Dresde. Los líderes del Partido Comunista de Checoslovaquia tuvieron que disponer informaciones sobre la intervención ya en aquel momento, subraya Lidové Noviny.

El mismo rotativo informa que nuevamente aumenta el número de gitanos checos que solicitan asilo en Gran Bretaña. En caso de que el número de solicitantes siga aumentando, podrían reanudarse los controles británicos en el aeropuerto de Praga o el establecimiento de la obligación de visados para los ciudadanos checos que desean viajar al Reino Unido.

Según Lidové Noviny, durante las tres semanas de controles en el aeropuerto de Praga, los británicos registraron solamente doce solicitudes de asilo político formuladas por gitanos checos. Sin embargo, sería igenuo creer que después de la salida de los empleados británicos del aeropuerto, el número de solicitudes de asilo se mantendría igual.

El diario financiero Hospodárské Noviny resalta en su portada que el bloqueo de los accesos al Ministerio de Transporte y Comunicación por los importadores de automóviles usados y representantes de las escuelas de conducir finalizó después de la promesa del Primer Ministro, Milos Zeman, de que se entrevistará con los manifestantes el próximo lunes. El Ministro de Transporte, Jaromír Schling, rechazó las exigencias de los manifestantes y se negó a entrevistarse con ellos.

Los manifestantes insisten en que el ministro Schling debe dimitir, así como algunos de sus colaboradores que tomaron una serie de decisiones erróneas En caso de que el Primer Ministro, Milos Zeman, no cumpla lo prometido, el bloqueo del ministerio será reanudado el tres de septiembre.

"Todo indica que las controversias en torno a la Central Electronuclear de Temelín en Bohemia del Sur se agudizarán. Los pasos fronterizos, donde suelen transcurrir los bloqueos, serán sustituidos por los tribunales.....

....comenta el diario Ceské Slovo el hecho de que un grupo de ecologistas austríacos quiere presentar el próximo mes, en Linz, una acusación contra el administrador checo de la Central de Temelín y el suministrador de su tecnología, la firma norteamericana, Westinghouse. Entretanto, el controvertido abogado norteamericano, Edward Fagan, exhortó nuevamente a las dos empresas que demuestren que la planta de Temelín dispone de los mejores parámetros de seguridad, informa Ceské Slovo.


Autor: Vít Urban
audio