Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Elena Horálková

Desde el martes, día en que fue perpetrado el ataque terrorista contra EE.UU., se encuentran supuestamente desaparecidos quince ciudadanos checos, con los que sus familiares o amigos no han logrado contactarse. Sin embargo, el Ministerio de RR.EE. no ha recibido hasta el momento información oficial alguna de que entre las víctimas del atentado se encontraran también ciudadanos de la República Checa, informa Právo, agregando que dicha cartera creó una línea telefónica especial a la que pueden dirigirse los ciudadanos en caso de necesidad.

La República Checa adoptó pasos encaminados al fortalecimiento de su seguridad. El Comité de Crisis Interministerial decidió aumentar la protección de todas las empresas industriales estratégicas, puentes y fuentes de agua potable, informan todos los diarios.

Los ataques terroristas demostraron que los sistemas de seguridad no funcionan bien en todo el mundo, sin que el Estado checo sea excepción, escribe Mladá Fronta Dnes, agregando que el presidente Havel coincide con el Ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, en es necesario revisar la política de la seguridad nacional.

Un ejemplo elocuente fue el caso de un joven que logró infiltrarse este miércoles en la sede del Gobierno checo, donde transcurría una sesión del Consejo de Seguridad del Estado, dedicada a los ataques terroristas contra EE.UU.

El individuo pasó por la entrada sin que fuera controlado por la guardia, siendo descubierto recién por el presidente de la Cámara Baja, Václav Klaus, quien se había fijado que en el pasillo había una persona desconocida, senala Mladá Fronta Dnes.

Los Servicios de Inteligencia juegan un papel importante en la lucha contra el terrorismo internacional, escribe Lidové Noviny. Pero sus representantes checos admiten que no son capaces de asegurar con certeza absoluta que La República Checa no podría convertirse en otro blanco de los terroristas. Su posición geográfica y los contactos del antiguo régimen comunista con los países del Cercano y Lejano Oriente podrían resultar ventajosos desde el punto de vista estratégico para los terroristas internacionales, puntualiza el diario.

El matutino Prazské Slovo informa que la Cruz Roja checa llamó a una colecta pública a favor de los damnificados por el ataque terrorista contra EE.UU., agregando que el operador de teléfonos móviles Eurotel ofrece a sus clientes llamadas telefónicas gratuitas a EE.UU. durante este jueves y viernes.

El ministro de Salud checo, Bohumil Fiser, presentó al Gobierno cuatro nuevas leyes, informa Mladá Fronta Dnes. Una de ellas ofrece a los enfermos rechazar la posibilidad de que, tras su muerte, sus órganos puedan ser utilizados para trasplantes. Para este fin será creado un registro de eventuales donantes de órganos.

Además, los pacientes tendrán la posibilidad, en armonía con la nueva ley, de solicitar a los médicos todo tipo de información sobre su verdadero estado de salud, incluyendo el derecho de la concesión de fotocopias de la documentación médica.

El Gobierno aprobó también el informe del ministro del Interior, Stanislav Gross sobre el extremismo en la República Checa. Los ministros expresaron su acuerdo con la creación de una comisión interministerial permanente que se dedicará a este tema. También se elaborará una lista de grupos extremistas que operan en el territorio del país, concluye Mladá Fronta Dnes.