Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Vít Urban

El sistema mayoritario de dos rondas que se utiliza en la República Checa para las elecciones al Senado tiene una serie de ventajas, constata el diario Lidové Noviny en uno de sus análisis dedicados a los problemas existentes en el escenario político checo. Una de estas ventajas la experimentó en carne propia la saliente presidenta del Senado, Libuse Benesová. Es que a su carrera política en ese alto cargo constitucional los electores decidieron ponerle el punto final a pesar del fuerte apoyo del secretariado y del jefe de su formación política.

La segunda ventaja consiste en la posibilidad de aplicar el denominado "voto negativo" en la segunda ronda. Los electores, cuyos favoritos no logran salir airosos de la primera ronda, tienen en la segunda una sola posibilidad: votar a favor del menos inaceptable para ellos. Según Lidové Noviny, las recientes elecciones senatoriales parciales demostraron que el Partido Cívico Democrático y los comunistas disponen de mayor potencial "negativo".

Esto significa que ambos partidos enfrentan el mismo problema: como si se tratara de dos sectas diferentes, cada una de las cuales sólo con la férrea lealtad de sus sectarios, que en el caso del Partido Cívico Democrático no sobrepasa el 25 por ciento de los electores. De ello se deriva que en las recientes elecciones senatoriales primara el desinterés de la mayoría de los electores checos a causa del sectarismo partidista que suelen aplicar dichos partidos. Y también, que el éxito senatorial de la Coalición de los Cuatro es una buena noticia acerca del estado de salud de la democracia checa. Perdura sólo el problema de cómo sustituir a los sectarios por representantes de la consensualidad política también en la Cámara de Diputados, resume el matutino Lidové Noviny.

Por su parte, el semanario católico Katolický Týdeník destaca en su suplemento mensual otro aspecto positivo: los electores, sobre todo en Moravia, manifestaron su apoyo a los partidos de orientación derechista. Este éxito fue registrado principalmente en las regiones que se destacan por un elevado índice de religiosidad. Un papel positivo desempeñó también la responsabilidad general de los creyentes que se identificaron con la carta pastoral de la Iglesia Católica que les exhortaba a participar masivamente en las elecciones. Este hecho confirma que la Iglesia y su misión social tienen una gran importancia para la conservación de la democracia en el país, subraya Katolický Týdeník.

El periódico Právo reflexiona sobre las perspectivas del Pacto de Estabilidad Política entre los partidos Socialdemócrata y Cívico Democrático tomando en consideración la recientemente clausurada reunión del Senado. Los senadores no aprobaron el proyecto de enmienda de la ley sobre elecciones municipales que debería eliminar de la competición política a los partidos menores. El Senado discutirá el borrador con la asistencia de los nuevos senadores que en su mayoría representan a la Coalición de los Cuatro. Y como es sabido, la Coalición rechaza la enmienda. Esto significa que la extraña forma de gobernación que aplican los partidos Socialdemócrata y Cívico Democrático sufrió una nueva derrota, constata Právo.

Por su parte, el diario Hospodárské Noviny comenta la postura del Presidente Václav Havel respecto al nombramiento del nuevo gobernador del Banco Central. El rotativo matiza lacónicamente que Václav Havel demuestra que es un dramaturgo nato, aunque lleva mucho tiempo sin escribir pieza alguna. Según Hospodárské Noviny, la fecha de nombramiento fue bien premeditada. Václav Havel tiene asumido que el 28 del corriente, los diputados socialdemócratas y cívicodemocráticos de la Cámara Baja censurarán su veto y terminarán por aprobar la enmienda de ley del Banco Central. Según esta nueva versión, el Presidente podrá nombrar a los gobernadores del Banco Central sólo en base a la recomendación del gobierno checo. El periódico aplaude la decisión de Václav Havel, destacando que la enmienda contradice la Constitución checa.

Autor: Vít Urban
audio