Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Ivana Vonderková

El matutino Hospodárské Noviny informa que el Comité presupuestario de la Cámara Baja checa recomendó a los diputados aprobar la segunda versión del proyecto gubernamental del presupuesto Estatal para el próximo año. El diario recuerda que la primera versión del presupuesto, presentada a mediados de octubre pasado, fue devuelta al Gobierno por la Cámara Baja.

Hospodárské Noviny sostiene que el Gobierno se vio obligado a reaccionar a la crítica de los diputados respecto al alto déficit presupuestario y en la nueva versión del proyecto se redujo a 46 mil millones de coronas checas, más de mil 150 millones de dólares.

El rotativo Prazské Slovo presta atención al inicio de las transmisiones de Radio Afganistán Libre financiada por Estados Unidos y a la eventualidad de que esa emisora tenga su sede en Praga.

El diario Mladá fronta Dnes escribe sobre el eventual traslado de Radio Europa Libre a un lugar más seguro: en la actualidad tiene su sede en el centro de Praga. El diario sostiene que en vista de los riesgos de un ataque terrorista contra esa radio, las autoridades de Estados Unidos cooperarán con las autoridades checas con el fin de encontrar para Radio Europa Libre un lugar más seguro; se baraja la posibilidad de que se traslade hacia las afueras de Praga.

Según el matutino Právo, la República Checa depositó en una cuenta especial un millón de dólares que, acatando la sentencia del arbitraje internacional de Estocolmo, el Estado checo debe pagar a la compañía CME del empresario estadounidense Ronald Lauder. La causa del pleito, recuerda el diario, fueron las inversiones que la CME realizó en la República Checa y que más tarde perdió en otro caso. En vista de los acuerdos de protección de las inversiones extranjeras, la CME demandó una indemnización al Estado checo.

Právo indica que el Estado recurrirá a la sentencia y, mientras no se resuelva definitivamente el caso, pretende depositar el millón de dólares en una cuenta especial.

El rotativo Lidové noviny informa que en la República Checa crece el número de bandas organizadas, especializadas en el saqueo a cajeros automáticos a través de tarjetas de crédito falsificadas. El diario sostiene que este tipo de robos es la pesadilla de la mayoría de las casas bancarias en la República Checa.

Mladá fronta Dnes describe a su vez el último invento de los taxistas checos para engañar a los pasajeros. Según el diario, los taxis de Praga disponen de un aparato especial que les permite alterar los datos en el taxímetro, sin que el cliente se de cuenta. Al aparato se le llama "turbo" y descubrirlo resulta casi imposible, incluso para los funcionarios públicos responsables del control de los taxis.