Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Vít Urban

Dos semanas después de los ataques contra EE.UU., el apoyo de la opinión pública de que participen soldados checos en uns eventual intervención contra los responsables va disminuyendo, constata el diario Lidové noviny. Mientras que dos días después de los atentados en Nueva York y Washington el 80 por ciento de los ciudadanos checos aprobaban la participación del ejército checo, en el presente suman el 50 por ciento de la población.

Un sondeo de opinión sostiene que los adversarios de la ayuda checa a las fuerzas internacionales provienen principalmente del electorado de orientación izquierdista, en su mayoría gente cuya edad es mayor de 60 años, resalta Lidové noviny.

El mismo diario informa que en los días siguientes a la tragedia estadounidense los checos se dejaron llevar por el pánico. La Caja de Ahorros que es la mayor insitución financiera checa con pequeños y medianos clientes registró un abrupto aumento en retiros en los cajeros automáticos. Según el director de la corporación, Jack Stack, los giros de dinero marcaron un récord que superó en más del 30 por ciento el nivel normal.

El pasado fin de semana, el Ejército checo comenzó a trasladar armamento de defensa antiérea con el fin de proteger las centrales electronucleares del país - subraya el rotativo Mladá fronta Dnes. Según el diario, el ejército reacciona así ante los últimos eventos en el contexto internacional.

El Parlamento checo deliberará en las próximas semanas sobre el proyecto de una nueva ley de salud. Según este proyecto, los enfermos tendrían derechos más amplios para ser informados verídicamente por los médicos sobre la gravedad de su estado de salud. Según los médicos entrevistados por el periódico Právo, el tema de las informaciones verídicas es muy complicado. La mayoría de los médicos, así como el ministro de salud, Bohumil Fiser, sostienen que los pacientes deben ser informado en forma gradual ante un resultado catastrófico.

El Primer Ministro checo, Milos Zeman, indicó durante su reciente encuentro con los ciudadanos de la ciudad de Pelhrimov que en los próximos años disminuirá el número de empleados en la administración estatal. El diario financiero Hospodárské noviny constata que el proyecto de Milos Zeman se convertirá en realidad, pero en un futuro muy lejano, porque sólo el próximo año se incorporarán en la administración pública dos mil empleados más, advierte el diario.

El mismo diario informa que Rusia pagará, probablemente, parte de su deuda con la República Checa. En el marco de ese proceso Rusia está dispuesta a acrecentar la entrega de bienes. Éste es, según Hospodárské noviny, el resultado de las negociaciones que sostuvieron recientemente en Moscú los representantes de la República Checa. La deuda rusa asciende a casi cuatro mil millones de dólares.


Autor: Vít Urban
audio